Divinas y populares

LA GACETA conversó con Laura Esquivel y Brenda Asnicar (líderes de las populares y de las divinas), que hablaron sobre sus personajes y sobre la discriminación. En esta ciudad, las niñas parecen tomar partido por las villanas.

LIDERES. Las jóvenes actrices dan vida a los principales personajes que, en la ficción, compiten en una escuela resaltando valores diferentes y hasta enfrentados, con los que miles de niños y adolescentes se sienten identificados. LA GACETA LIDERES. Las jóvenes actrices dan vida a los principales personajes que, en la ficción, compiten en una escuela resaltando valores diferentes y hasta enfrentados, con los que miles de niños y adolescentes se sienten identificados. LA GACETA
08 Marzo 2008
El teléfono no tardó en ser atendido. "¿Holaaa?", preguntó Laura Esquivel del otro lado, con su voz cantarina de nena que todavía no se convence de que es famosa, casi, casi tan famosa como la serie que protagoniza. Recién llegada de la exitosa gira que realizó por México y Perú con el elenco de "Patito Feo", la joven actriz habló con LA GACETA mientras, allá en Buenos Aires, su papá la llevaba a una sesión de fotos.
"¿Que las entradas están casi agotadas en Tucumán? ¡No lo puedo creer! ¿Escuchaste, pá? Ah... ¡Me alegro un montón!", exclamó "Laurita" -como es llamada, cariñosamente, por sus fans- al escuchar las noticias. "La verdad, nunca pensé que la tira tendría tanto éxito... acá y en otros países. Es muy lindo saber que los chicos me quieren tanto", agregó.
Sin perder el tono angelical y con cierta ingenuidad, propia de una niña de 13 años, Laura habló sobre el personaje que interpreta en la serie. "?Patito? es una persona inocente, buena... en fin, alguien muy difícil de conseguir en estos días. Cuando entra al colegio en Capital, los demás chicos se burlan de ella porque es de provincia pero, más que nada, la discriminan porque es fea", explicó. "Con sus anteojos grandes, sus aparatos y sus trenzas, Patito no es muy aceptada en la escuela y sufre las burlas de un grupo en especial: ?Las Divinas?. Sin embargo, ella logra integrarse a otro grupo muy bueno, ?Las Populares?, que aceptan a Patito por lo que realmente es: una persona de gran corazón", agregó la actriz, que también se refirió a las dificultades del papel. "Es muy difícil interpretar a una persona buena. A mí me costó mucho adaptarme a ella, aunque pude valerme de mis experiencias personales para entenderla más. La discriminación en la escuela es algo que a muchos chicos les pasa. Yo, por ejemplo, cuando empecé el cole era muy petisita (lo sigo siendo, ¿no?) y también sufrí algunas burlas", recordó. "En fin, Patito es un personaje que no se puede sobreactuar, hay que tratarlo con tranquilidad y paciencia", reconoció Laurita.
Es sabido que, detrás de todo gran éxito, siempre hay alguien que se queja. Muy al tanto de esto, la joven actriz opinó sobre las críticas que ha recibido "Patito Feo" desde su gran ascenso. "No creo que la serie transmita mensajes de exclusión. Todo lo contrario, deja enseñanzas muy buenas. Todo sería mejor si pudiéramos aplicarlas a la vida". "Además -continuó Laura- es muy sano. Los chicos aprenden, bailan, cantan, en fin... ¡se divierten!". Respecto del espectáculo que presentará en nuestra provincia el próximo viernes, "Patito" se mostró muy entusiasmada. "¡Me muero de ganas de ir! Ya conocía Tucumán, por un viaje que hice con mi papá, (la "Casita" me gustó mucho) pero estoy ansiosa por conocer a los chicos de allá", expresó Esquivel, quien aseguró que la presentación estará "buenísima".

El colegio
Por otro lado, la joven, que pasó a octavo año de la EGB, tiene sus prioridades bien puestas. "Cuando empiezo el colegio tengo que estar con el colegio", sentenció, aunque próximamente comenzarán las grabaciones de la nueva temporada de la tira, que saldrá al aire este año."Voy a tener que arreglármelas con horarios, estudio y otras obligaciones, pero estoy acostumbrada", agregó.
"Le estoy muy agradecida al público. ¡Un saludo para todos los chicos de Tucumán! Espero que nos encontremos pronto", concluyó Laura con una risita tierna y un distraído "¡besos!" antes de colgar.

Comentarios