Procesan a peritos por ayudar a De Santibáñes

El objetivo de un informe que hicieron era perjudicar a Pontaquarto. También favorecieron al ex senador Genoud. Quedaron implicados en el caso que explotó en el gobierno de De la Rúa.

JEFE. De Santibáñes comandaba la SIDE cuando estalló el escándalo. NA JEFE. De Santibáñes comandaba la SIDE cuando estalló el escándalo. NA
29 Diciembre 2007
Buenos Aires.- La Cámara Federal porteña confirmó los procesamientos de dos peritos que presentaron un informe favorable para el ex jefe de la SIDE, Fernando De Santibáñes, y el ex senador nacional José Genoud, en el marco de la causa por la que se investiga el pago de sobornos en el Senado durante la administración de Fernando de la Rúa.
Así lo resolvió la sala I del tribunal al confirmar los procesamientos del subinspector de la Policía Federal, Rubén Villalba, y al experto designado por De Santibáñes, José Luis Bolatti, a quienes se los acusa por falso testimonio. Los datos falsos corresponden al entrecruzamiento de llamadas hechos desde y al celular del ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto, también procesado en la causa.
Los jueces dieron por acreditado que el objetivo del falso informe era ubicar a Pontaquarto en lugares distintos a los que este refirió cuando dio precisiones sobre el retiro del dinero de la SIDE para pagar los sobornos.
La causa por falso testimonio se inició cuando el juez Daniel Rafecas pidió que se investigue el desempeño de Villalba (perteneciente a la División Apoyo Tecnológico Judicial de la Policía Federal) y de Bolatti.
La denuncia quedó radicada ante el juez federal Claudio Bonadío. El magistrado, en coincidencia con el descargo de los imputados, sostuvo que los peritos carecían de idoneidad y capacidad técnica, pero la Sala I de la Cámara afirmó que no se trató de un error, sino que hubo intención de favorecer a imputados. “Los errores resultan llamativamente convenientes para los imputados Santibáñes y Genoud”, consideraron los camaristas Gabriel Cavallo, Eduardo Freiler y Eduardo Farah.
Los datos que habrían sido tergiversados por los expertos se relacionan con dos momentos horarios del 18 de abril de 2000: uno, al mediodía, cuando Pontaquarto manifestó haber ido a la SIDE a entrevistarse con el entonces titular del organismo, y otro, por la tarde cuando el arrepentido aseguró haber retirado de esa secretaría $ 5 millones destinados a los sobornos. La Sala I dijo que, de acuerdo con el informe de los peritos, Pontaquarto tendría que haber recorrido el trayecto entre la localidad bonaerense de Luján y el Congreso (en esta Capital) en 14 minutos “circunstancia -acotó- que resulta imposible”. (NA)

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios