El fiscal Noguera fue a la casa de Alperovich a pedirle ayuda - LA GACETA Tucumán

El fiscal Noguera fue a la casa de Alperovich a pedirle ayuda

En la reunión participaron también Lebbos y el ministro de Gobierno. Falta de recursos. El padre de Paulina se mostró molesto por la entrevista. El magistrado aclaró que lo único que quiere es que el caso se resuelva. López Herrera irá a la Legislatura.

20 Abr 2006
1

LA SALIDA. Noguera pide que no le tomen fotografías. Detrás de él, el gobernador Alperovich. LA GACETA / ANTONIO FERRONI

El fiscal Alejandro Noguera, que tiene a su cargo la investigación por el crimen de Paulina Lebbos, estuvo anoche en la casa del gobernador José Alperovich, a quien le pidió ayuda para tratar de esclarecer el caso. De la reunión, tan inesperada como sorprendente, participaron también Alberto Lebbos -que se retiró muy molesto minutos después de ingresar- y el ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez.
Al salir del encuentro, a las 22.15, Noguera se mostró contrariado ante la presencia de LA GACETA. "¿A qué vino?", se le preguntó. Luego de dudar, el fiscal respondió: "estoy intentando obtener recursos para tratar de solucionar esto. Se consensuaron algunas cosas con el gobernador", dijo. Lebbos criticó la presencia de Noguera en la casa de Alperovich. "Vengo denunciando a las autoridades de seguridad del Gobierno por encubrimiento y otros delitos, y veo al fiscal en esta casa. No sé en quién se puede confiar. El gobernador sigue durmiendo con el enemigo", dijo, antes de subir a un taxi.
La entrevista entre Noguera y Alperovich duró 20 minutos. "¿No le parece mal venir a la casa del gobernador, cuando usted pertenece a otro poder?, se le preguntó a Noguera. "Necesito ayuda para investigar", contestó. "¿Alguien de la Corte o el ministro fiscal saben que estuvo aquí?, se le inquirió. "No", dijo, y luego se fue. Por el caso Lebbos, el ministro de Seguridad, Mario López Herrera, deberá dar explicaciones la próxima semana en la Legislatura.