Isabel Perón, la primera mujer que ejerció la Presidencia

La tercera esposa de Juan Domingo Perón cumple 75 años, alejada desde hace mucho tiempo de toda actividad vinculada con la política.

TIEMPOS DIFICILES. María Estela Martínez gobernó durante 20 meses. LA GACETA TIEMPOS DIFICILES. María Estela Martínez gobernó durante 20 meses. LA GACETA
04 Febrero 2006
La salud del presidente Juan Domingo Perón estaba quebrantada. Fue reemplazado por la vicepresidenta María Estela Martínez de Perón el 29 de junio de 1974, y esa sustitución provisional se convirtió en definitiva al producirse el deceso del veterano líder político, el 1 de julio del mismo año. Isabel, como todo el país llamaba a la tercera esposa de Perón, había sido elegida en la fórmula que integró con su marido por una abrumadora mayoría y la pareja asumió el 12 de octubre de 1973, con lo cual se inició el tercer período presidencial del anciano general.
María Estela Martínez Cartas nació el 4 de febrero de 1931 en La Rioja, en un hogar de clase media. Realizó sus estudios principales en Buenos Aires, y pronto su vocación por la danza la llevó al Conservatorio del teatro Cervantes. Las inquietudes artísticas de la joven se concretaron con su ingreso a una compañía teatral que inició una gira por países latinoamericanos en 1954. En diciembre de 1955 se encontraba participando de un espectáculo en un hotel de Panamá; hasta allí llegó Perón, recientemente exiliado tras el golpe de Estado que terminó con su segunda presidencia. Tras el encuentro, María Estela Martínez se convirtió en la secretaria personal del general, y se trasladó posteriormente a Caracas junto con el grupo que acompañaba a Perón. En enero de 1958, una revuelta depuso al presidente Marcos Pérez Giménez, y los exiliados argentinos pasaron a la República Dominicana. En enero de 1960, abandonaron Ciudad Trujillo para establecerse en Madrid. Un año después, Isabel y Juan Domingo Perón se casaron en la capital española.
En 1965 y en 1971, Isabel Perón visitó la Argentina como delegada de su esposo. Finalmente, integró la comitiva que acompañó al general en el regreso de su exilio el 17 de noviembre de 1972.
Tras la muerte de Perón, Isabel asumió la presidencia y la ejerció bajo la influencia de José López Rega en uno de los períodos más caóticos de la historia nacional. El 24 de marzo de 1976 fue derrocada por un golpe militar, detenida y alojada en la localidad de El Messidor. Investigada por hechos de corrupción durante su gobierno, fue condenada pero puesta en libertad en el verano de 1981. Viajó a España, donde se estableció y se alejó paulatinamente de toda actividad partidaria, a pesar de que en más de una oportunidad se le ofreció la posibilidad de volver a tomar protagonismo dentro del Partido Justicialista. Actualmente, Isabel vive en España con muy escasa exposición pública.




Tamaño texto