Un corto que emociona y cosecha premios

Los tucumanos Marina García Navarro y Mauricio Vides Almonacid celebraron la preselección de su trabajo en EE.UU.

08 Ago 2018

Ian es el niño protagonista de una historia cargada de solidaridad y empatía. Una historia que se convirtió en un corto animado en el trabajaron dos talentosos tucumanos, Mauricio Vides Almonacid y Marina García Navarro y que ya empezó a cosechar premios y reconocimientos. El corto busca acercar la discapacidad a todos los niños, promover que tomen contacto con esta realidad, guiarlos en este proceso para que adquieran herramientas concretas y puedan ser personas solidarias, libres de prejuicios y futuros adultos preparados para dar lugar a una nueva cultura en la cual la inclusión sea protagonista.

Ian tiene parálisis cerebral. Cada vez que su mamá, Sheila Graschinsky, lo llevaba a la clínica pasaba por una escuela y allí los chicos, al verlo, se burlaban y se reían de él. Entre la bronca y la tristeza, la madre supo que no lo hacían por maldad, sino por falta de información. Entonces escribió un libro y después surgió la idea de hacer un cortometraje con el objetivo de generar conciencia sobre la discapacidad. En Argentina hay alrededor de cinco millones de personas con alguna discapacidad.

Con dedicación y amor

El cortometraje de Ian va camino al Oscar. “¡Qué alegría recibir esta noticia!... el reconocimiento a un trabajo que fue realizado con toda la dedicación y el amor de un equipo que lo hizo de corazón”, dijo Marina. Ella junto a Mauricio está en Los Ángeles, California (Estados Unidos), donde compitió en el Festival (realizado en La Live Regal Cinemas).

Más de 300 cortos de todo el mundo compitieron en la preselección para el Oscar. Los tucumanos celebraron el pase luego de una competencia con los grandes potencias como Blizzard Entertainment, Dreamworks Animation, Cartoon Network, Level -5, Sega of America, entre otros.

“Pienso que la persistencia garantiza que los resultados sean inevitables y me refiero a que en el camino del arte, siempre hay muchas trabas que nos hacen bajar los brazos pero doy fe de que si estás haciendo lo que amás, si sos feliz con ello, si le dedicás tiempo y esfuerzo (aunque cueste el triple) a ese don con el que fuiste bendecido, nada puede salir mal”, agregó Marina sin ocultar la alegría por este reconocimiento.

SONRISAS. Juan José Campanella junto a Ian, el niño que inspiró el corto.

La recomendación

Abel Goldfarb es el director de “Ian”, el corto que se destacó y calificó para competir por una nominación al Oscar. El director de cine Juan José Campanella conoció a los tucumanos Marina y Mauricio y los había recomendado para que mostraran su talento en ese documental con stop motion. Es una técnica de animación que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos por medio de una serie de imágenes fijas sucesivas.

Entusiasmada por la preselección, desde Los Ángeles, Marina escribió en su Facebook: “A la red carpet” (A la alfombra roja).

Comentarios