“Que Macri nos escuche”, piden familiares de la tripulación del submarino

Esposas, hijos y vecinos marplatenses marcharon pidiendo que continúe la búsqueda la tripulación, y criticaron el accionar del Gobierno. Exigieron una voz de aliento del jefe de Estado. “Que venga; nosotros lo acompañamos con nuestro voto para ser Presidente”

04 Dic 2017
1

DOLORIDOS. Familiares y amigos de los marinos marcharon desde la Base Naval, cruzaron el centro de Mar del Plata y llegaron hasta la Catedral. reuters

MAR DEL PLATA.- Familiares, amigos y vecinos marplatenses marcharon desde la Base Naval de Mar del Plata para pedir por la búsqueda y rescate de los tripulantes del submarino ARA San Juan y reclamaron la presencia del presidente, Mauricio Macri, “para que los acompañe y les dé palabras de aliento”. El jefe de Estado todavía no se pronunció públicamente desde que el jueves el Gobierno tomó la decisión de poner fin al operativo de rescate de los tripulantes del sumergible.

Las familias decidieron movilizarse para hacer visible su disconformidad con la decisión de finalizar la búsqueda y rescate de sobrevivientes.

La marcha comenzó a las 11.30 en la puerta de la Base Naval y se dirigió hasta la Catedral central donde se realizó un rezo.

A lo largo de los 7 kilómetros del recorrido, unas 300 personas gritaron a viva voz “Búsqueda y Rescate”, “Paz para nuestros valientes marinos”, “Queremos respuestas”, “Fe y Esperanza”, y “No se olviden del ARA San Juan”, entre otros cánticos.

“El Presidente (Macri) tiene que estar acá, porque la prioridad es esto, no el G20; hay 44 familias detrás de toda esta situación y alguien se tiene que hacer cargo”, dijo Marcela Fernández, esposa del suboficial Alberto Sánchez. “Si ellos se los llevaron, que los traigan y se haga responsable el que se tenga que hacer”, subrayó al indicar que “por eso, el señor Presidente, por favor, tiene que escuchar y venir para acá”. “Aquí están representadas todas las familias, estamos todas unidas, acompañándonos y conteniéndonos”, sostuvo.

Fernández aseguró que los familiares de la tripulación del San Juan “van a continuar con la lucha” y que la marcha “es una forma de manifestar el dolor”. Advirtió que los familiares no se sienten “desamparados” por la Armada, sino que “la disconformidad es con el Gobierno”.

En el trayecto se interrumpió la competencia de Ironman Mar del Plata que se desarrollaba por la Avenida Patricio Peralta Ramos con una cantidad importante de público del deporte.

Yolanda Mendiola, de Jujuy, madre de Leandro Cisneros (Cabo primero) del ARA San Juan, dijo a Télam que agradecía el acompañamiento y que la lucha iba a seguir. “Agradecemos a todos los que nos acompañaron en esta marcha y en esta situación de angustia que estamos viviendo. Vamos a seguir en esta lucha que es de dolor y desesperación, y no es política como muchos piensan”, dijo.

“Las demostraciones de afecto a lo largo de esta caminata nos dan fuerza para seguir, por eso exigimos la presencia del Presidente. Queremos escucharlo, plantearle nuestras inquietudes y que se ponga en nuestros pellejos para que sienta lo que estamos viviendo desde el 15 de noviembre”, enfatizó Yolanda.

Mientras tanto, Marcela Moyano, esposa del maquinista Hernán Rodriguez puntualizó: “La presencia del ministro de Defensa, Oscar Aguad, no nos alcanzó; queremos que Macri baje a Mar del Plata, que nos escuche para darnos una palabra de aliento ya que nosotros lo acompañamos con nuestro voto para que él llegue a ser Presidente”.

“En esta marcha demostramos que vinimos a honrar a nuestros 44 tripulantes, gente de trabajo, de esfuerzo, de bajos recursos, pero con el alma y el corazón puesto de lleno en el mar para darle todo a nuestra patria”, consideró Marcela mientras abrazaba una bandera argentina. La marcha finalizó en la Catedral.

Búsqueda

Si bien las tareas de búsqueda y rescate de los marinos fueron concluidas sin éxito, la Armada mantiene el operativo para hallar al submarino en el océano Atlántico. Para eso, los buques intentan determinar si alguna de las imágenes localizadas en el lecho marino es del sumergible.

El sumergible ruso Pantera Plus, a bordo del remolcador ARA Malvinas Argentinas, descartó que la imagen de sonar registrada a una profundidad de 950 metros sea del submarino. Además, con el empeoramiento de las condiciones climáticas, las tareas deberán continuar a nivel de la superficie, mediante sonares, y ya no con el sumergible.

Ayer, el vocero de la Armada había anunciado que el Pantera Plus continuaría en el chequeo de “blancos de sonar” en el fondo del mar, a 930 metros de profundidad. Además, restan aún chequear otros dos “ruidos”. Este sábado la fuerza militar había descartado que una imagen detectada a 477 metros de profundidad fuera del sumergible.

Investigación

La Armada, en tanto, está reuniendo toda la información posible para que la Justicia pueda determinar qué ocurrió con el ARA San Juan.

La jueza Marta Yáñez, de la ciudad patagónica de Caleta Olivia, tiene a su cargo la investigación de la desaparición del submarino, ocurrida después de reportar su última ubicación frente al golfo San Jorge, a 430 km de la costa y unos 1.300 km al sur de Buenos Aires. Unas tres horas después de ese contacto se registró una explosión a pocas millas de la última posición conocida del submarino. Ese día, el capitán reportó que había ingresado agua a la nave y que había generado una avería en el sistema de baterías de proa producto de un principio de incendio que, informó, había subsanado. Por eso siguió navegando con propulsión de las baterías de popa. (Télam/DPA)

Comentarios