Lebbos, a la espera del juicio por Paulina: "voy a sentar a Alperovich en el banquillo de los acusados"

El padre de la joven dijo que si el tribunal no pone fecha para el debate oral antes de febrero, la causa puede prescribir.

07 Nov 2017
1

A LA ESPERA. Alberto Lebbos brindó esta mañana una conferencia de prensa. Reclama que se ponga fecha al juicio oral para sentar en el banquillo de acusados a funcionarios. LA GACETA / JUAN MANUEL ROVIRA VÍA MÓVIL

En febrero próximo se habrán cumplido 12 años del asesinato de Paulina Lebbos, quien fue hallada sin vida a la vera de la ruta 341, a la altura de Tapia. Si hasta ese mes no se fija una fecha para el juicio oral, la causa prescribirá.

El período de prueba, abierta por el tribunal (dirigido por los jueces de la Sala III: Dante Ibáñez, Carlos Caramuti y Rafael Macoritto), venció hoy, por lo que ahora Alberto Lebbos, padre de la joven, aguarda que la Justicia fije el día para el inicio del debate. "Confío en ellos. Pido celeridad y que se empiece antes de que termine el año", contó a LA GACETA el también querellante en la causa.

"Sé que lo vienen demorando. Eso es lo que han venido buscando todos los responsables de esta impunidad, especialmente José Alperovich, que es el ideólogo de todas las maniobras de este encubriemiento. Están esperando que prescriba la causa, como sucede con el 80% de los casos en esta provincia, porque no quieren que se sepa la verdad", siguió.

Luego, agregó: "queremos que el sacrificio de Paulina sirva para algo. En Tucumán no ha cambiado nada, después de 11 años seguimos en la misma, no hay decisión política de dotar a la justicia de las herramientas adecuadas para manejar las causas".

Por el asesinato de Paulina están imputados cinco ex funcionarios alperovichistas: el ex jefe de Policía, Hugo Raúl Sánchez; Nicolás Barrera, ex subjefe de la Policía; el ex subjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito; Eduardo Di Lella, ex secretario de Seguridad, y el policía retirado Hugo Waldino Rodríguez. A ellos se suma Roberto Luis Gómez, el único que estuvo con prisión preventiva.

"Si todos estas personas se dicen que son inocentes, vayamos a un juicio oral y se termina todo", reclamó Lebbos, quien agregó: "como todos ellos (por los imputados), Alperovich también se va tener que sentar en el banquillo de los acusados a responder por todas las acciones y omisiones que ha cometido. No buscamos venganza, solo que se haga justicia".

Paulina tenía 22 años y estudiaba Ciencias de la Comunicación en la UNT. En la noche del 25 de febrero de 2006 salió a bailar para festejar que había aprobado un examen. Fue a un boliche en el ex Abasto con su amiga Virginia Mercado, pero nunca más volvió a su casa. A la mañana siguiente, al no regresar a su casa, los padres de la joven encendieron el alerta y comenzaron la búsqueda. El 11 de marzo de 2006 (dos semanas después) el cuerpo sin vida fue hallado en el kilómetro 3 de la ruta 341 (en Tapia).

Comentarios