Los seis episodios de la novela del Instituto de la Vivienda

05 Oct 2017

Episodio I.- El 12 de julio, “Panorama Tucumano” transmitió el primer informe sobre presuntas irregularidades en el Instituto Provincial de la Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu). Esa noche visitó los estudios del programa (foto izquierda) el interventor de esa repartición, Gustavo Durán, quien anunció que iba a pedirle al Área Legal de esa institución que investigue a Lucas Barrionuevo, coordinador de Programas Federales del Ipvdu. Es que Barrionuevo había negado conocer “de antes” a los dueños de la empresa Marán, cuando en realidad eran sus sobrinos políticos. Semanas después se le inició un sumario administrativo y se lo suspendió por 45 días. La constructora Marán había recibido contrataciones directas por casi $50 millones por parte del Ipvdu.

Episodio II.- El 25 de julio, nuevos vínculos familiares salpicaron al IPV. El interventor de la repartición, Gustavo Durán, admitió ante las cámaras de “Panorama Tucumano” que la institución que preside le había cedido obras a la empresa Kursk, perteneciente a su cuñado, Raúl Eduardo Beverina. “Cometí un error y me hago responsable”, reconoció el funcionario.

Episodio III.- El 26 de julio, el gobernador Juan Manzur se refirió al “caso Viviendas”. “Si hay alguna irregularidad, hay que ser inflexible”, enfatizó el mandatario, que hizo hincapié en que la “Justicia tiene que investigar y decir si hay algo que no corresponde, para actuar en consecuencia”.

Episodio IV.- El 17 de agosto visitaron el estudio de “Panorama Tucumano” el presidente de la Cámara Tucumana de la Construcción, Jorge Graña; el presidente de la delegación local de la Cámara Argentina de la Construcción, Mario Nahas y el presidente de la Cámara de Empresas de la Construcción Privada de Tucumán, Guillermo Sobrino (foto derecha). Dos de los tres representantes respaldaron la gestión de Gustavo Durán como interventor del Ipvdu.

Episodio V.- A fines de septiembre, durante una investigación de la fiscala Adriana Giannoni, se encontraron U$S 500.000 en una caja de seguridad de Miguel Jiménez Augier, coordinador de Políticas Habitacionales del Ipvdu. En un primer momento, él dijo que el dinero le pertenecía a un conocido: Álvaro Arraya. Consultado por LA GACETA, Arraya dijo que nunca había llevado a cabo algún acuerdo de índole patrimonial con Jiménez Augier. Además, negó ser el dueño del medio millón de dólares.

Episodio VI.- El Gobierno provincial desvinculó a Miguel Jiménez Augier del Ipvdu, mediante un decreto firmado por el gobernador Manzur que se publicó ayer pero que tiene fecha del lunes.

Comentarios