“Esta condena no nos va a quitar el dolor de perderlo”, lamentó la familia del agente Vides

La Justicia determinó que Jonathan Cuellar fue el autor del homicidio del agente Juan José Vides y lo condenó a prisión perpetua.

30 Sep 2017
2

CONDENADO A PRISIÓN PERPETUA. Cuellar admitió que robó y disparó en la fuga, pero negó haber matado a Vides. la gaceta / foto de osvaldo ripoll

Aunque algunos policías levantaron el puño cuando el tribunal condenó a prisión perpetua a Jonathan Cuellar por el asesinato del agente Juan José Vides, nadie recibió con felicidad la noticia. El llanto que se escapaba entre los abrazos era de puro dolor: el juicio los había hecho revivir aquel 2 de febrero de 2016, cuando el efectivo perdió la vida al perseguir a cuatro asaltantes y recibió un balazo en la cabeza. “A mí la condena de ellos no me importa, no me devuelve a mi hijo, no me consuela. No me alegra el dolor de otro. Simplemente era algo que teníamos que pasar”, explicó Ana, la madre de la víctima.

La mujer hablaba en plural porque en el juicio había cuatro imputados. Sin embargo, al resto se lo condenó por otros delitos. Jesús Sánchez y Jorge Gutiérrez recibieron una pena de 10 años de prisión por los dos asaltos que habían cometido antes de que muriera Vides; a Lucas Romano, el conductor del auto en el que escapaban, lo condenaron a cuatro años por participación secundaria. El fallo de los jueces Wendy Kassar, Emilio Páez de la Torre y Eduardo Romero Lascano fue unánime y coincidió en todos los puntos con los pedidos que había realizado la fiscala de Cámara, Marta Jerez.

También recibió el fallo con un sabor agridulce Alejandra Corbalán, la esposa de Vides. La mujer, que estaba embarazada cuando el agente fue asesinado, dijo que esperaba que hubiera Justicia, pero que de todas formas no logra sentirse entera: “La bebé tiene sus rasgos, sus gestos. Esto es muy fuerte. Recuerdo de Juan el compañerismo que teníamos. En ese momento quedé incompleta”.

Algo más entero a la hora de hablar, pero visiblemente emocionado, el comisario Joaquín Girvau, superior directo de la víctima, advirtió: “esta condena no nos va a quitar el dolor de perderlo. La Justicia encontró culpable a este homicida que dejó una esposa sin su marido, una madre sin su hijo, a hijas sin su padre, pero a Juan nada le devolverá la vida. Hay cosas que no tendrían que haber sucedido nunca. Él era un policía con vocación y una gran persona. Ha dado vida después de morir. Que estos delincuentes paguen lo que tengan que pagar, pero vamos a seguir con el mismo dolor”.

Uno por uno: quiénes son los imputados por el homicidio del agente Vides

Sin embargo, la tristeza se mezcló con la bronca cuando se le consultó sobre el alegato de la defensora de Cuellar, Rosario Nougués. La profesional puso en duda todo el relato que había brindado Segundo Osores, quien acompañaba a Vides en la camioneta, y afirmó que el balazo que había recibido el efectivo había sido disparado a unos 60 centímetros de distancia. “Si alguien le disparó, ese alguien estaba cerca”, barajó. Aunque no acusó directamente a Osores, así lo sintieron los policías. “Eso fue lo peor, nos molestó a todos. Es un compañero que arriesgó la vida”, opinó Girvau, a quien se ve abrazar a Osores -que lloraba sin consuelo- en las imágenes del entierro.

Luego de las palabras de la defensora, la esposa de Vides se sentó en uno de los bancos de un pasillo de Tribunales y Osores se le acercó; allí comenzó un diálogo que solamente ellos y la familia del policía conocen. Lo cierto es que fue evidente que Corbalán no creyó que el compañero de su esposo tuviera algo que ver con el homicidio; esto quedó claro en un emotivo abrazo que los unió tras la condena, mientras ambos lloraban.

Comentarios