"No te hagás la fruncida", "bien que te gustó hacerlo" y otras frases típicas de la violencia obstétrica

La titular del Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas) consideró que el Estado no lo reconoce como un problema.

10 Ago 2017
1

EN EL QUIRÓFANO. Cirujanos manipulan instrumentos durante una operación. FOTO TOMADA DE RADIO UCHILE

“’(Que te digan) bueno, ahora no te aguantás este dolor, pero bien que te ha gustado cómo hacerlo’, ‘¿para qué tenés?’, ‘no te hagás la loca’, ‘no te hagás la fruncida’”. Así define a la violencia obstétrica la titular del Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas), Adriana Bueno, quien consideró que la problemática representa una “herida para un sistema que siempre busca curar”. Por otro lado, José Núñez, Jefe del Departamento Materno Infanto Juvenil (que pertenece al Ministerio de Salud de la provincia), negó que se ejerza violencia obstétrica en la actualidad en el sector público.

“Vi y escuché palabras a veces groseras de parte del personal (de la salud) allá en los inicios de mis formaciones, pero esto se fue cambiando totalmente”, subrayó Núñez.

“Es un gran éxito tener partos institucionalizados, pero con eso no nos alcanza. Es un éxito tener las unidades de parto respetado, pero no nos alcanza si no tenemos el personal suficiente para asistir exclusivamente a la mujer que en ese momento nos necesita, y no cuando nosotros disponemos de tiempo porque la guardia sigue marchando”, consideró la titular de Sitas.

Es que, según dijo, la violencia obstétrica es un tema complejo que el Estado no quiere reconocer. “No somos capaces todavía como personal de la Salud de ponerlo sobre la mesa y hablarlo. Todos lo conocemos, pero no se toma la decisión política de verdaderamente tomar la atención de la mujer como una política de Estado. El Estado no lo reconoce como un problema. Creo que por temor y muchas veces por ignorancia, y otras tantas por la soberbia médica”, consideró.

Por su parte, Núñez sostuvo que en el ámbito público de la salud sí se respetan los derechos de las embarazadas que fija la Ley Nacional de Parto Humanizado, y que sí se capacita al personal en el tema. “Estamos cumpliendo con todas las normativas”, aseguró el funcionario.

En Esta Nota

Adriana Bueno
Comentarios