“Son una buena aproximación”, sostuvo Segura

10 Junio 2017

“Los rankings en Educación son una buena aproximación de cómo se presenta una Casa de Estudios o un país. No son ni más ni menos que eso”, señaló Juan María Segura, experto en Educación.

Sin embargo, precisó el especialista, hay que diferenciar entre los que son más serios y reconocidos y los que no. Según su experiencia, el sondeo que hace la consultora QS se ubica entre los considerados “subjetivos”. “Este ranking no es de los más serios porque es menos académico y descansa en medios subjetivos. Es más mediático que científico”, señaló.

Publicidad

En los rankings universitarios -explicó- se toman distintos criterios para ponderar el puntaje que ubica a las casas de estudios en un ranking. Puede tener un origen más científico (criterios bibliométricos) o más subjetivo que depende de la respuesta que de la casa de Altos Estudios cuando es consultada.

“Son datos de difícil cotejo para quien elabora el ranking, por lo tanto eso hace que no sean tan tenidos en cuenta”, opinó Segura. Es una cantidad de información que depende en cierto grado de la integridad de la universidad. “Como saben que te sitúa en una foto comparativa contra competidores, los números en general, casi todas las casas de altos estudios los inflan”, indicó.

Publicidad

Esto no sucede con los criterios bibliométricos, dijo, donde piden cantidad de publicaciones en revistas arbitradas, trabajos científicos o publicaciones en journals o cantidad de premios internacionales reconocidos. “Para eso ni siquiera hay que consultar a la casa de estudios. Los rankings que tienen más en cuenta esto son de naturaleza científica y son más fiables”, mencionó Segura.

Como ejemplo citó el que realiza la revista Times (Times Higher Education) y Webometrics, del laboratorio de Cibermetría, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el mayor organismo público de investigación en España.

“La UBA, que decimos ahora qué bien salió, en el ranking de Webométrics aparece en el puesto 342. En el ranking de Times está entre las primeras 250”, comparó. Según Segura no importa el puesto, sino que hay que ver cuáles son los indicadores bibliométricos “que hoy la disciplina te indica que pertenece a una institución académica de fuste. Y trabajar sobre eso”.

“Más allá de la ubicación en el ranking hay que ver qué es lo que hace que una casa de estudios sea académicamente seria, respetable y fiable”, enfatizó. En relación a la Universidad de Buenos Aires explicó que hoy lo que hay que analizar es si esa universidad se asemeja en algo a la universidad de la que surgieron premios Nobel.

Comentarios