Así funciona el noticiero para chicos de 8 a 15 años

Lo emite Paka Paka, los viernes a las 18. Aldana Duhalde explica que se editan noticias que ayudan a los niños a comprender la realidad.

12 May 2017
1

DIRECTORA DE CONTENIDOS. “Cualquier tema es susceptible de ser comunicado a los chicos”, dice Duhalde. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL.-

Un equipo de producción carga una balanza de esas que usan los verduleros callejeros, se para a la salida de una escuela y se dedica a pesar las mochilas que los chicos llevan a diario. Otro equipo recorre el Banco de Datos Genéticos, para entender de qué hablamos cuando hablamos de “nietos recuperados”; un tercer equipo entrevista a una joven acróbata belga del Cirque du Soleil que participa en el show homenaje a Soda Stéreo; y mucho más. Eso es “Alta noticia”, el noticiero para chicos que se emite por el canal estatal Paka Paka los viernes a las 18 (sólo por cable para los tucumanos) y que también puede verse por internet ingresando en www.pakapaka.gob.ar.

Es una introducción necesaria para saber de qué habla la directora de contenidos de ese noticiero, Aldana Duhalde, cuando insiste en la importancia de formar audiencias críticas desde la infancia. “Porque la información y las palabras instituyen realidades”, sostiene. Ella advierte que no es un eslogan cuando dice que la intención de este noticiero es que los chicos tengan “un mundo mejor”. Y enfatiza que ellos tienen que ser protagonistas porque deben vivir los avatares de la información en primera persona.

“Ellos no son el futuro; ellos son los programadores, son los que dentro de muy pocos años van a estar en el banco, van a ser los médicos, los ingenieros, los abogados. Por eso yo me juego a full por el noticiero, porque debemos ayudarlos a pensar como personas críticas”, afirma la directora de Contenidos de “Alta Noticia”.

Duhalde es licenciada en Comunicación, periodista, productora, guionista y realizadora; entrenadora del formato Wadada, un noticiero para niños y jóvenes de matriz internacional que se produce en alrededor de 20 países. En la Argentina, “Alta noticia” es una coproducción entre Paka Paka y la Universidad Tres de Febrero (Untref), que está en el aire desde diciembre del año pasado y que quiere ser federal. En ese sentido hay una buena noticia para los tucumanos: Duhalde -que durante la semana participó con diversas actividades en el Mayito de las Letras-, anticipa que se buscan corresponsales de cada provincia, para garantizar esa deseada mirada federal.

- ¿Dónde surge la idea de “Alta noticia”? Vos lo planteas como la necesidad y el derecho del chico a estar informado...

- Así es. Más allá de sus diferencias, todos los chicos del mundo tienen algo en común: son sujetos de derecho, merecen información. Y ese derecho a saber es desde que nacen. El modelo de noticiero para chicos arranca en los años 60 en Europa. En el noticiero todo se puede decir. Mi filosofía es que cualquier tema es susceptible de ser comunicado para los chicos. El punto es cómo. Y esto incluye la buena cobertura periodística, buscando varias campanas para los temas más diversos. Desde la marcha de la mujer hasta el 2 x 1, todos los temas son válidos.

- La cuestión es cómo desarrollar temas tan complejos para los chicos.

- En cada programa hay una cantidad enorme de chicos que dan su opinión. Está dirigido a un público de entre 8 y 15 años, aunque eso no invalida que haya adultos o chiquitos que se informan por este noticiero. Porque lo que nosotros hacemos es desmenuzar términos para hacerlos accesibles a los chicos, que sean comprensibles para ellos. Pero eso, en realidad, deberían hacerlo todos los noticieros, todos los medios: un léxico despojado de prejuicios, para que quede en claro de dónde surgen los conceptos. Por lo general hablamos o informamos sobre ciertos preconceptos y es necesario revisar la terminología, no sólo pensando en una audiencia de chicos. Nos planteamos por qué esta noticia está acá, en qué medida ayuda a los chicos a vivir mejor, a comprender la realidad, o a cambiarla Otra clave: no les des a los chicos nada que no le vayas a dar a un adulto.

-¿Cómo los “trata” la gestión que encabeza Hernán Lombardi?

- De hecho, es esta gestión la que nos dio el aire. Sabemos que es un camino lento, porque lo que está proponiendo el canal es algo nuevo, una nueva concepción del niño. Por supuesto que no hay un solo “target”, y a eso lo he discutido en miles de lugares del mundo. No es lo mismo el chico de Dinamarca que el de Japón, y que el de Argentina. O mi hijo y el chico de enfrente. En el caso de Wadada, los chicos de “Alta Noticia” pueden recurrir a noticias internacionales de los países que participan del proyecto, porque todos trabajan con la misma filosofía.

- Interesa tu posición acerca de temas como las noticias falsas o “fake news”. ¿Cómo contrarrestarlas?

- Por un lado, hacer lo mejor posible lo que uno está haciendo; por el otro, la escuela, la familia tienen que señalar que a la información hay que contrastarla, no confundir la forma con el fondo; que, aunque algo se vea con formato de noticia, aunque tenga el formato de la CNN, puede ser una paparruchada. De hecho, ha pasado. Hay una persona crítica y preparada que lo chequea, pero otro que no, y lo pasa, y termina dando la vuelta al mundo. La información y las palabras instituyen realidades, y en parte nuestra realidad se constituye con las noticias que recibimos, porque generan decisiones. Es importante generar algún punto de referencia y ese es mi objetivo.

- ¿Cómo te parás ante fenómenos como el que generó la serie “13 reasons why” (sobre el suicidio de una adolescente, por Netflix)?

- Que todo es bueno para instalar el debate sobre el bullying. Porque a un chico le puede impactar esta serie, a otros les puede impactar una historia personal. Los chicos desarrollaron un videojuego donde podés ser de forma indistinta la víctima o el victimario. Todo eso más allá de que algunos se enganchen con la serie. ¿Y qué hace el noticiero? Trabaja para que las familias lo conversen, para que reflexionen sobre el tema.

Comentarios