Investigan si el sospechoso de matar a Ornella habría cometido otro homicidio - LA GACETA Tucumán

Investigan si el sospechoso de matar a Ornella habría cometido otro homicidio

Según un testigo, “Perrito” estuvo con una joven que apareció sin vida en diciembre de 2015 en Jujuy al 5.000. Los casos tienen algunas similitudes. Carretero vivía en la zona donde apareció muerta Yohana Pérez. Pedido especial.

11 May 2017
1

DECIDIÓ HABLAR. Luis Saavedra apara en el medio de Evelyn Fernández y René Rodríguez, hermana y padre del detenido por el crimen de Yohana. LA GACETA/ DIEGO ARÁOZ

Gustavo “Perrito” Carretero, principal sospechoso de haber cometido el crimen de Ornella Dottori, es acusado ahora de haber asesinado también a Yohana “Peluchín” Pérez, en diciembre de 2015. Por ese hecho, está detenido desde hace 15 meses Gabriel Antonio Rodríguez, pareja de la víctima, que espera ser enjuiciado por el caso.

El 3 de diciembre de 2015 un adolescente encontró el cuerpo de la joven en un cañaveral de Jujuy al 5.000. La joven estaba desnuda y con signos de haber recibido golpes en la cabeza (la autopsia confirmaría que había muerto por un traumatismo encéfalocraneano). Los familiares la reconocieron tres días después de haberla encontrado. Su compañero fue arrestado por el caso una semana más tarde.

El imputado negó haber sido el autor del homicidio y pidió ser sometido a pericias de ADN que nunca se hicieron. Dijo que esa noche, después de una discusión, Yohana se retiró de la vivienda, versión que fue ratificada por un hermano de la víctima. Contó además que al día siguiente se fue a Santiago del Estero a vender verduras con su patrón y que se enteró de la muerte de la joven días después. El fiscal Arnoldo Suasnábar consiguió que le dictaran la prisión preventiva.

Mientras avanzaba la investigación, René Antonio Rodríguez, padre del imputado por homicidio agravado, pidió a la Justicia que declararan como testigos una chica y un joven para que informen con quién estuvo “Peluchín” horas antes de que fuera asesinada. El fiscal pudo dar con Marcela Saavedra, quien dijo que el 2 de diciembre charló con la víctima cuando caminaba con un tal “Luisito”. Contó además que Yohana pretendía empeñar sus zapatillas para poder comprar drogas. Pero el joven que podría dar mayores precisiones nunca fue ubicado, por lo que jamás contó su versión. Suasnábar dio por cerrada la investigación y pidió que la causa sea elevada a juicio, planteo que prosperó y actualmente se espera fecha para que se realice la audiencia.

El testimonio

El crimen de Ornella, ocurrido hace poco más de un mes, movilizó a los habitantes del sur de la ciudad. Entre los sospechosos aparecía Carretero, que en el barrio ampliación Alejandro Heredia era conocido como “Polvorón”. Los vecinos de esa zona recordaron que él se había ido a Alberdi después de que encontraran sin vida a Yohana.

El tal “Luisito” sí existe. Su verdadero nombre es Luis Fernando Ferreyra y se presentó en LA GACETA para contar lo que había visto. “Esa noche estaba Yohana con Carretero. Ella me contó que querían comprar drogas y, como no tenían plata, ella empeñó sus zapatillas por pasta base. No le voy a mentir, sí me drogo de vez en cuando, pero no soy un delincuente. A las 7, los dejé solos porque mi padre tenía que salir a trabajar y se enojaba si no estaba en la casa”, comentó.

Precisamente, en el lugar donde fue encontrado el cuerpo de la chica, secuestraron dos encendedores y un tubo de metal de 6,5 centímetros, elementos que habrían utilizado para consumir la pasta base que le habrían comprado a un tal “Dientín”. Los peritos no pudieron encontrar huellas dactilares para realizar una comparación.

“A ‘Polvorón’, como le decíamos aquí, lo conocía desde hace mucho tiempo. Era un chico que estaba perdido. No le conocía maldad, pero comencé a dudar de él cuando encontraron el cuerpo de ‘Peluchín’. Él desapareció, primero se ocultó en el barrio que está cerca del Mercofrut y después nos enteramos de que se había con su papá al sur de la provincia”, reconoció en la charla con LA GACETA.

El crimen de Yohana tiene similitudes con el de Dottori. Carretero también fue a comprar drogas con Ornella. Ambas víctimas murieron después de haber sufrido golpes en la cabeza. Las escenas donde se perpetraron los homicidios fueron lugares alejados de las ciudades y cerca de cultivos. Después de que se conocieran los casos, “Perrito” huyó. Primero se fue al sur y después regresó a la capital, donde fue detenido.

“Luisito”, de 19 años, dijo que nunca consideró a Carretero como un hombre peligroso. “Era un chico que tenía problemas con las drogas. En el barrio se comentaba que había atacado feo a una hermana, pero nunca se supo más que eso. Y después salió lo de la chica del sur. Ahí no dudé, por eso quiero hablar”, indicó.

¿Por qué no lo hizo antes? “Porque tenía miedo. Gabriel fue a declarar porque quería colaborar y lo terminaron encerrando, y no tenía nada que ver. Si hasta los familiares de ella dijeron que se había quedado en la casa. Pero ahora es distinto”, concluyó Ferreyra.

Comentarios