El oficialismo presiona para que Gils Carbó sea interpelada

La comisión bicameral que monitorea el Ministerio Público citará a la procuradora “Se puso la camiseta K y no se la sacó”, reprochó el titular del interbloque macrista en el Congreso, el radical Mario Negri

22 Abr 2017
1

EN EL CONGRESO. La jefa de los fiscales afronta una investigación judicial por un pago de $ 43,8 millones. Dyn

BUENOS AIRES.- El presidente del interbloque Cambiemos, Mario Negri, confió en que la comisión bicameral que monitorea el control del Ministerio Público decidirá la próxima semana la citación a la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, para que concurra a “rendir cuentas” sobre las denuncias en el traslado y designación de fiscales, como así también por la “mala utilización de las subrogancias” y las presuntas irregularidades en la compra del edificio donde funciona el Ministerio Público Fiscal.

La Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público, que preside la massista Graciela Camaño, tiene previsto reunirse el jueves a las 11 y allí se analizará un pedido del oficialismo formulado ayer para que se convoque a exponer a Gils Carbó.

En este sentido, Negri declaró a radio Mitre: “Desde que asumió como procuradora, (Gils Carbó) sintió que tenía un paraguas de imposible remoción”, lo que interpretó como los “últimos vestigios de una forma de manejar la Justicia y está claro que los antecedentes no son de independencia”.

“Se puso la camiseta K y no se la sacó”, remarcó el titular del interbloque Cambiemos en la Cámara baja.

Sin “coronita”


Negri agregó que esa comisión de seguimiento “tiene amplias atribuciones” y subrayó que, frente a una convocatoria, “nadie puede negarse a declarar”.

“Pedimos, también, la presencia de testigos porque, además se está desarrollando una causa, que se la involucra a la procuradora en conflicto de intereses”, en alusión a la compra de un edificio ubicado en la calle Perón al 600, del centro porteño, donde funciona la sede del Ministerio Público Fiscal.

Negri dijo que esa comisión “no vino a espiar sino a controlar” el desempeño de la procuradora y por eso “debe citar a Gils Carbó por las denuncias que la complican” tanto referido a la compra del edificio como las presuntas irregularidades en los concursos para la designación de fiscales.

Negri expresó que la procuradora general de la Nación “tiene obligación de concurrir a la comisión bicameral y debe responder sobre las imputaciones de ilegalidad, sobre el régimen de subrogancias” y para que “informe lo que se le pidió a la Procelac (Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activo) cuando se desplazó al fiscal (Raúl) Pleé” y se dispuso su reemplazo por Carlos Gonella.

“Queremos que se nos explique la designación de fiscales en distintas provincias que no podían ser designados hasta que estuvieran las partidas presupuestarias”, consignó Negri.

Además, recordó que en la nota enviada a Camaño también se pidió la citación de otros testigos, entre los que mencionó a “fiscales, funcionarios, colegios de abogados, que fueron presentando recursos judiciales” contra la actuación de Gils Carbó.

El jueves, la Justicia allanó las oficinas de la empresa Arfinsa, que cobró los más de $ 43 millones de parte de la Procuración General de la Nación para la compra de un edificio para ese organismo, y por lo que fue imputada la jefa de los fiscales. La medida fue dispuesta por el juez federal Julián Ercolini, a pedido del fiscal Eduardo Taiano. Arfinsa, del grupo Bemberg, pedía $ 43,8 millones por el edificio de la calle Perón al 600, y en la operación habría habido una comisión de $ 7,7 millones que esa empresa le pagó a la firma Jaureguiberry Asesores Inmobiliarios, dijeron fuentes judiciales.

De acuerdo con la investigación, esa empresa contrató a su vez a Juan Carlos Thill, hermano del contador Guillermo Bellingi, subdirector general de la Procuración en el momento de la licitación del edificio. (Télam-DyN)

Con el énfasis en el acceso a la Justicia

BUENOS AIRES.- La Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, presentó ayer en la Cámara de Diputados un libro que recoge la experiencia de las Agencias Territoriales de Acceso a la Justicia (ATAJOs), cuyo propósito es “darle voz a los que tienen tantas dificultades de hacerse oír”, según manifestó.

En momentos en que legisladores de Cambiemos reclaman a la comisión bicameral que sigue la acción del Ministerio Público Fiscal (MPF) que la cite para informar sobre presuntas irregularidades en su gestión, Gils Carbó aprovechó la ocasión para recordar que desde que llegó al cargo tuvo por norte y como acción estratégica facilitar a la gente el acceso a la justicia.

La Procuradora no formuló declaraciones a la prensa durante su visita al Congreso y sólo encabezó la presentación del libro. En su alocución, puntualizó que los ATAJOs, que consisten en 24 puntos de atención ubicados en villas de la Capital Federal, conurbano bonaerense, Mendoza, Rosario y Mar del Plata, cuentan con unidades móviles y tiene enlaces con fiscalías en La Plata, Lomas de Zamora, Córdoba y Chaco, son el producto de trabajar “en la construcción de un ámbito abierto, plural y con memoria”.

“Se trata de un cambio de paradigma que acorta la distancia para llegar a la justicia de los sectores más vulnerables de la sociedad”, planteó la Procuradora en el Congreso.

El libro recoge la experiencia de las Agencias Territoriales del Ministerio Público Fiscal desde que empezaron a funcionar en 2014 con el apoyo, también, de la Iglesia Católica.

En la presentación de la publicación, que estuvo a cargo de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, estuvieron presentes además de Gils Carbó el titular de las ATAJOs, Julián Axat, y el cura Gustavo Carrara, entre otros. (DyN)

Comentarios