Siete compromisos para sacar a Tucumán de los últimos lugares en calidad educativa

El 18 de octubre se realizará la próxima evaluación nacional a estudiantes del nivel medio, con el nuevo Programa Aprender.

26 Ago 2016

Si la calidad educativa es una de las mayores deudas pendientes de la Argentina, entonces es uno de los peores déficits de Tucumán.

De acuerdo con los resultados de pruebas evaluativas nacionales e internacionales, y según reconocen las propias autoridades, la inversión en infraestructura edilicia concretada durante la década pasada logró más inclusión escolar, pero el rendimiento de los chicos argentinos está muy por debajo de sus pares de otros países.

Un argentino de 17 años tiene los conocimientos que un estudiante chino alcanzó a los 12 años, de acuerdo con lo consignado por el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, que analiza los resultados de las famosas pruebas PISA.

Los datos que arrojó el Operativo Nacional de Evaluacion (mejor conocido como las Pruebas ONE) son los particularmente desalentadores para el caso provincial: a los adolescentes tucumanos les fue peor que a los chicos de toda la Argentina.

Según los datos oficiales que maneja el Ministerio de Educación de la provincia, en 2010 el 68,9% tuvo bajo rendimiento en matemática, mientras que en 2013, el 63,3% también obtuvo malas calificaciones.

La próxima evaluación nacional se realizará el 18 de octubre. Se trata del nuevo Programa Aprender, que reemplazará al ONE y que se aplicará a 1,4 millón de alumnos de todo el país. Participarán chicos de sexto grado de primaria y sexto año del secundario, y algunos alumnos de tercer grado de primaria y tercer año del secundario.

Indagar en los niveles de conocimientos alcanzados es una de las recomendaciones de Diálogo Interamericano, organismo que presentó recientemente el informe “Educación de calidad para todos”, en la sede porteña de la Organización de Estados Iberoamericanos. Se trata de un análisis sobre el estado de la educación en América Latina, en el que se proponen áreas prioritarias para mejorar la calidad educativa y la creación de un pacto social que genere un cambio profundo y sostenible en los sistemas educativos de la región.

“En Tucumán la calidad educativa es un eje central por eso hemos creado un área específica dentro de la Secretaría de Educación”, explica el ministro Lichtmajer. “El compromiso es instalar en la comunidad educativa una cultura de la evaluación que posibilite repensarnos a partir de los datos e informaciones relevadas. Utilizar esos resultados para redireccionar las políticas públicas. Y renovar y afianzar el pacto educativo, construyendo la educación entre todos los niveles de gobierno: Nación, provincia, municipios y demás actores de la sociedad civil”, afirmó.

Al referirse a las estrategias para elevar la calidad educativa en la provincia propuso siete pilares:

1.- Desarrollo infantil temprano: lograr la obligatoriedad de la sala de jardín de tres años y ampliar la cobertura provincial.

2.- Formación Docente: fortalecer la capacitación, el reconocimiento y la jerarquización del trabajo docente (programa “Orgullo Tucumano”).

3.- Evaluación de aprendizajes con el operativo Aprender.

4.- Nuevas tecnologías en educación, a través de la entrega de aulas digitales móviles y espacios de intercambio que combinen tecnología, artes y ciencias.

5.- Preparar un informe conjunto con el Conicet y la UNT para conocer las profesiones que serán necesarias en el futuro.

6.- Asegurar el financiamiento de los programas.

7.- Lograr un pacto social por la educación de calidad entre sociedad, gobierno, Nación, Provincia y municipios o comunas rurales. Para ello, realizar foros integradores educativos y continuos con docentes, alumnos, directivos, padres y personal auxiliar.


63,3%
de los alumnos obtuvo bajas calificaciones en matemática en 2013 (la media nacional fue de 54,2%). En 2010, 68,9%.
9,4% 
consiguió alto desempeño en matemática. En 2010, 9,7%.
10,4 % 
de los alumnos tuvo alto rendimiento en Lengua. En 2010, 10,6%.
26,4 %
consiguió bajas calificaciones en Lengua. En 2010, 32,8%
 
Alumnos de 6° del secundario  
41,2 %
obtuvo en 2013 bajo rendimiento en matemática. En 2010, 43,4%.
9,5% 
consiguió altas calificaciones en matemática. En 2010, 16%.

2° y 3° año del secundario local  

63,3%
de los alumnos obtuvo bajas calificaciones en matemática en 2013 (la media nacional fue de 54,2%). En 2010, 68,9%.

9,4% 
consiguió alto desempeño en matemática. En 2010, 9,7%.

10,4 % 
de los alumnos tuvo alto rendimiento en Lengua. En 2010, 10,6%.

26,4 %
consiguió bajas calificaciones en Lengua. En 2010, 32,8%


 Alumnos de 6° del secundario  

41,2 %
obtuvo en 2013 bajo rendimiento en matemática. En 2010, 43,4%.

9,5% 
consiguió altas calificaciones en matemática. En 2010, 16%.

Comentarios