“La literatura fantástica propone una alternativa a los desatinos”

La autora de “La saga de los confines” disertará hoy a las 19 en la sala Caviglia, en el marco del Mayo de las Letras.

11 May 2016 218
1

PARA FANS. A las 17.30, Bodoc firma ejemplares en La Feria del Libro. LA GACETA / FOTO DE DIEGO ARÁOZ (ARCHIVO).

Para miles de jóvenes, Liliana Bodoc es la guía que los lleva de viaje por el extremo sur de las Tierras Fértiles, aquellas habitadas por el pueblo de los Husihuilkes, en “La saga de los confines”. Para los docentes -de Literatura, o no- esta escritora exitosa que hoy a las 19 disertará en la sala Orestes Caviglia (San Martín 251) es, también, la guía que les puede enseñar el camino para que el libro sea una herramienta placentera en ese universo que es el aula.

- No se puede menos que pensar en Daniel Pennac, en el planteo de la literatura como placer o como deber.

- Creo que ha habido un cambio, no todo lo que debiera; hay una influencia de cada profesor en particular; una cosa son los grandes lineamientos del discurso educativo y otra es lo que pasa en cada caso; no necesariamente ese dicurso baja con la misma eficiencia en todas las aulas; mi charla tiene que ver con la pasión del docente por la literatura; de cuando él comprende la importancia de la palabra poética para los niños, para la educación. Aunque coincido en que ha habido un avance en esto de considerar a la literatura como un espacio de aprendizaje placentero.

- Y el mercado editorial ayudó a ese cambio...

- Ha habido una explosión de la literatura infantil y juvenil. Hay muchas voces, lo que no quita que también aparezcan cosas de escaso o nulo valor estético.

- En la década de 1980 vimos una explosión de buenos autores para jóvenes y chicos. ¿Qué pasa en este siglo XXI?

- La juventud se está volcando mucho a escribir para niños; y esto me parece muy interesante. Porque hay algo de hablarse entre pares, algo de compartir una jerga, un misterio. Como si te dijera: hablamos entre nosotros. Y no necesariamente es buena literatura, pero puede ser una literatura interesante.

- ¿El fenómeno de los YouTubers va en esa dirección?

- Claro que pasa por ahí; y tengo que ser insistente en que no necesariamente es literatura. Pero, ya hablando de la literatura más clásica, que se edita en papel, están apareciendo nuevos escritores jóvenes, que están renovando el lenguaje literario.

- ¿Cómo explica el interés de los adolescentes y de los jóvenes por la literatura fantástica?

- Vos sabés que yo creo que, lejos de ser -como uno podría suponer a simple vista- una cuestión escapista, descomprometida, una cuestión de fugarse a mundos diferentes a los que viven, creo, que, lejos de ello, son niños y jóvenes (y adultos también) reclamando otros paradigmas éticos, reclamando otros mundos posibles, otras organizaciones culturales. Yo creo que la literatura fantástica, cuando es seria, propone una alternativa a las cosas que nos nos cierran, que no nos gustan, a las injusticias, a los desatinos, a los huecos que tiene la realidad que vivimos.

- Entiendo que en “La saga de los confines” has incorporado imágenes gráficas...

- Sí, es algo que hacemos con Gonzalo Kenny. Hay un blog en el que están apareciendo más y más personajes de “La saga de los confines”. Al mismo tiempo estamos trabajando en un proyecto que soñamos durante mucho tiempo, que es una versión ilustrada de “La saga de los confines”.
  
- ¿La palabra a secas ya le queda un poco chica?

- Hay algo de eso; creo que ni podemos ni debemos desdeñar la fuerza de la imagen en nuestra sociedad; hay una demanda de imagen en los lectores, y mucho más en la literatura fantástica, porque, a falta de referentes reales, necesitan la ilustración para terminar de cerrar ese imaginario, Y discuten, y se trenzan en debates, y bla bla... A mí me gustan mucho los libros ilustrados... Me parece que juntos la palabra y la imagen pueden hacer cosas maravillosas.

- Con las narrativas convergentes, el lector termina de redondear la historia con el merchandising que se construye alrededor. Harry Potter, o “Juego de tronos” o “La guerra de las galaxias”, por citar apenas algunos textos transmediáticos...

- Ahí está. Exactamente. Hablaste de “Juego de tronos”. Lo mismo con Tolkien, con “Los juegos del hambre”. Hay en el planteo de formato serie, cinematográfico, la posibilidad de cerrar el imaginario de determinado universo fantástico.

- ¿No te da miedo que otros cierren tu historia?

- No, volvemos a Pennac, ese es el derecho del lector, que eso le permite terminar de apropiarse del texto. Y a mí, eso, lejos de molestarme, me emociona, me fascina.

- ¿En qué está trabajando?

- En una nueva saga, de la que ya salió la primera parte, “Tiempo de dragones”, “Profecía imperfecta” y “La montaña que no cabe en el mundo”.

- ¿Qué devolución le hacen los jóvenes?

- Son transparentes. Me pueden decir: “no me gustó lo que usted escribió”, hasta la niña que te dice con los ojos llenos de lágrimas que se enamoró de un personaje; y me habla casi como si fuera la suegra. Muchos me dicen que “La saga...” los ha ayudado a atravesar un momento difícil, una pérdida, un abandono.

- ¿Hay idea de llevar su obra al cine?

- Está el tema de los costos, que son altos. Pero hay productores que están trabajando en esto, tanto con “La saga...” como con “Tiempo de dragones”. Pero con plazos difíciles de precisar.

Comentarios

Comentarios

Para poder comentar debes Ingresar / Registrarte