Tras la zozobra por el ataque, Sánchez asumió como intendente de Concepción

El gobernador Manzur tomó juramento al radical. José Cano estuvo ausente.

31 Oct 2015
1

TRES PERONISTAS Y UN RADICAL. Sánchez festeja luego de jurar como intendente, rodeado por Manzur, Jaldo y Regino Amado. FOTO OSVALDO RIPOLL.

CONCEPCIÓN.- Luego de vivir momentos de desasosiego y tensión por el ataque a su domicilio, el intendente radical Roberto Sánchez asumió como titular del Departamento Ejecutivo Municipal. Sin José Cano pero con la presencia del gobernador Juan Manzur, quien tomó juramento a Sánchez, el acto se llevó a cabo con un fuerte operativo de seguridad, por el miedo de que se produjeran incidentes.

En la madrugada, desconocidos arrojaron dos bombas de estruendo en la casa de Sánchez. No se registraron víctimas ni daños materiales. De acuerdo a la versión del jefe municipal, a las 3.30 se detonó una de las bombas que se había colocado en su vivienda, junto a un cigarrillo que hizo las veces de detonador de las mechas. Según la policía, una de las bombas no detonó. Según el candidato del Acuerdo para el Bicentenario, el hecho fue un acto intimidatorio que podría estar relacionado a la intendencia anterior. Antes de abandonar su puesto, Osvaldo Morelli pasó a la planta permanente a 400 empleados. Allegados al electo jefe comunal dijeron que Sánchez podría dejar sin efecto los decretos, si las designaciones no están claras.

En su discurso, el intendente radical prometió trabajar para una nueva Concepción y respondió la presencia de Manzur al decirle que "en Concepción cuenta con un amigo". El gobernador también estuvo presente en la asunción de Patricia Lizárraga y de Javier Noguera, intendentes de Famaillá y de Tafí Viejo.

Comentarios