Las obras no solo dialogan entre sí

17 Ago 2015

Durante la década del 90 comenzó a utilizarse la palabra como una expresión, a veces, para describir qué tareas realizaba un curador en una exposición. Pero ha sido con el nuevo siglo que se generalizó su uso. Hoy, hasta parece una muletilla decir que las obras en una muestra “dialogan”. ¿Cómo una pintura o una instalación pueden conversar entre sí?

Está claro (y no solo en este caso) que el uso abusivo de ciertos términos concluye desvalorizándolos, restándoles sentido para que poco o nada signifiquen ya.

“La muestra ‘En el paisaje’, que se exhibe en el Museo de la Universidad de Tres de Febrero (Muntref), ofrece un recorrido por más de 50 pinturas y fotografías de 33 artistas argentinos modernos y contemporáneos cuyas obras dialogan entre sí en base a la idea del espacio como lugar de apertura, de encierro y de conflicto”, se lee en un comunicado de la agencia oficial.

Pero más cerca que esta información, la semana pasada se inauguró en el MUNT, “Diálogos entre maestros”, con 11 obras de notables artistas fundadores de la institución y otras de docentes de la Facultad de Artes.

Los ejemplos sobran. Cualquier exposición colectiva recurre a “la palabra”, a “la expresión” mencionada, para dar cuenta de la presencia de autores de diferentes épocas, tendencias o estilos en una misma sala. ¿Qué hacen allí esos objetos que, aparentemente, nada tienen que ver entre ellos?

En rigor, de lo que se está hablando, o a lo que se refiere la expresión, es a la puesta en relación. En otras palabras, de qué manera se vinculan pinturas o grabados, o de lo que se trate en cadacaso.

Más allá de lo que estrictamente señala el diccionario, el diálogo se plantea como una conversación en la que se manifiestan ideas, o “una discusión o trato en busca de avenencia”, incluso.

Pero, si más que de diálogo, ¿se tratara de un monólogo? ¿De una fuerte discusión? ¿O de un enfrentamiento violento?

Así como sus autores, como las personas, las obras de arte hablan por sí mismas, y en su vida social establecen relaciones muy dispares. Por eso, en no pocas oportunidades no dialogan con otras, sino que toman distancia, o pelean, o guardan silencio. Interesa, entonces, ponerlas en relación.

Comentarios