Opositores piden que Amaya deje de ser K

El acuerdo nacional entre la UCR, el macrismo y la Coalición Cívica genera un movimiento de piezas en los partidos que buscan enfrentar al alperovichismo Los socios del Acuerdo Cívico y Social (ACyS) también aceptan sumar al PRO, pero condicionan la inclusión del intendente de la capital

30 Mar 2015
A cinco meses de las elecciones, las piezas del tablero político opositor aún se mantienen intactas. El Acuerdo Cívico y Social (ACyS), el PRO, el bussismo, el massismo y el amayismo, si bien hacen públicas sus intenciones de buscar suceder al alperovichismo en las elecciones del 23 de agosto, todavía no logran definir si es que conformarán, todos juntos, una gran coalición de fuerzas antagónicas a la Casa de Gobierno.

Y en este esquema de futuras alianzas opositoras, el papel que jugarán el PRO y el amayismo será crucial en esa estrategia de poder.

Según sostienen en el ACyS, la alianza a nivel nacional entre el la UCR, el PRO y la Coalición Cívica-ARI le abre la puerta al macrismo local para integrarse al espacio que conduce José Cano, diputado radical y candidato a gobernador. Salvo el Partido Socialista, el resto de las agrupaciones que conforman el ACyS ven con agrado la idea de que el partido de Mauricio Macri se sume al armado opositor. Según aseguran en el socialismo, para evitar rispideces internas, el partido que conduce Hermes Binner a nivel nacional tiene previsto presentar una lista propia en Tucumán e ir acoplado a la candidatura de Cano.

Respecto de la posibilidad de que Cano selle un acuerdo electoral con el intendente de la capital, Domingo Amaya, los líderes opositores pone una sola condición: que el jefe municipal se aleje definitivamente del kirchnerismo.

“A nivel local nosotros mantenemos nuestras reservas respecto al PRO, habida cuenta que a nivel nacional no coincidimos con el macrismo ni en valores ni en lo programático. Es por eso que para evitar conflictos internos en el ACyS, nosotros apoyaríamos la candidatura de Cano a través de un acople”, expresó el dirigente socialista Rodolfo Succar. Respecto de la posibilidad de que Cano acuerde con Amaya, Succar afirmó: “si es un simple acuerdo para distribuirse cargos no le sirve ni a los partidos que integramos el ACyS, ni a la gente. Hoy Amaya es un hombre del kirchnerismo. Sería posible ese acuerdo siempre y cuando el intendente decida desvincularse a nivel nacional”.

La representante de Elisa Carrió en Tucumán, Sandra Manzone (Coalición Cívica-ARI), sostiene que la posible llegada del PRO al ACyS sería un hecho “muy satisfactorio”. “Como integrante del partido que acordó con Macri a nivel nacional me parece muy satisfactorio que el PRO se sume. No nos olvidemos que ya estuvo acoplado al ACyS en 2011 y en 2013”, señaló la concejala de la capital. Sobre un posible pacto electoral entre Cano y Amaya, Manzone opinó: “como opositora al Gobierno, hoy me resulta difícil ver al intendente por fuera del kirchnerismo. Me parece que tendría que romper con la Casa Rosada. Pero lo veo muy difícil”.

Si bien desde la Democracia Cristiana expresan que la inclusión del PRO sería una válida opción para consolidar al ACyS, consideran “inviable” el hecho de que Amaya pueda sellar un acuerdo con el líder del radicalismo local. “La Democracia Cristiana (DC) no cree que Amaya pueda acordar con Cano porque el intendente es la misma versión del justicialismo. Durante 12 años siguió la línea de la Provincia y se sometió al Pacto Social. Rompió con Alperovich y ahora se quiere posicionar como una tercera fuerza”, planteó el legislador José Páez y titular de la DC.

En tanto Federico Masso, líder del movimiento Libres del Sur considera que su único límite es el bussismo. “Hemos definido que el diálogo es fundamental para que José Cano sea gobernador de Tucumán, fijando como límite al bussismo. Por eso, toda fuerza que quiera sumarse y coincidir con el Acuerdo bienvenida sea”, fundamentó Masso, quien también opina a favor de un eventual acuerdo entre Cano y Amaya, siempre y cuando este último corte el cordón umbilical con el kirchnerismo.

Los sectores del peronismo que actualmente acompañan a Cano aceptan tanto la inclusión del PRO como la del intendente Amaya. “Nunca estuve en desacuerdo que el PRO se incorpore al acuerdo, lo que tengo en claro que (Gerónimo) Vargas Aignasse perdió por 17 votos el municipio de la capital y Julio Miranda ganó la gobernación por 1.200 votos. ¿Por qué lo que es bueno para el Frente para la Victoria, que va a tener 400 acoples, tiene que ser malo para ACyS? ¿Cuál es el problema de tener a un millón de candidatos que apoyen a Cano?”, sostuvo el peronista disidente Enrique Romero. Y Sobre la posible alianza entre Cano y Amaya, Romero expresó: “abono esa posibilidad porque si bien no converso directamente con Amaya, sí lo hago con amayistas. Además, no me ato al exitismo de las encuestas que lo dan primero a Cano. Pienso que hay que reconstruir un nuevo movimiento histórico en Tucumán. De la misma manera en que nació el peronismo en 1945, hoy hay que replantear la creación de un nuevo movimiento en la provincia”.

El representante del Partido Autónomo de Tucumán (PAT), José Costanzo, expresó: “creo que el acuerdo cívico tiene que ser un espacio pluralista. Celebro a todos los sectores que se quieran sumar, si es que queremos en nuevo Tucumán y fortalecer la democracia sin sectarismos”. Respecto de la posible alianza entre el radical y el intendente capitalino, Costanzo opinó que no tendría reparos mientras Amaya proponga un quiebre con el kirchnerismo, de la misma manera que lo hizo con el alperovichismo.

Finalmente, el ex legislador oficialista Hugo Balceda expresó: “sería bueno que el sector del PRO apoye la candidatura de Cano, que es la fiel expresión de oposición real. En Cuanto a una posible alianza con Amaya, como peronista me agradaría siempre y cuando rompa y se aleje del oficialismo nacional”.

Comentarios