Un médico y periodista

Breve y fructífera vida de Tiburcio Padilla

08 Dic 2014
1

EL DOCTOR TIBURCIO PADILLA. Tucumano y segundo médico de ese nombre, falleció a los 29 años, en 1897. la gaceta / archivo

Una figura destacada fue el doctor Tiburcio Padilla, hijo del gobernador de ese nombre y de doña Clemencia Frías, nacido en Tucumán en 1868. Graduado de médico como su padre, se casó con doña Cándida Victorica, y se radicó en Buenos Aires. Allí, además de cumplir una importante carrera profesional en el consultorio y en los hospitales, editó “Lecciones de Medicina Legal” y la “Guía Médica”, y fundó “La Semana Médica”, que llegó a ser la más destacada publicación de su tipo en el continente. También fundó, con el doctor Marco Avellaneda, el periódico ”Las Provincias Ilustradas”, que logró una gran masa de lectores en aquella época.

Padilla murió prematuramente, el 21 de noviembre de 1897. Una carta inédita de Joaquín V. González al citado doctor Avellaneda, deploraba la partida de este “compañero y amigo entrañable”. González lo sentía “por lo bueno, por lo humilde, por lo animoso, y porque amaba a la patria con un amor ardiente, extraño ya al final del siglo”. En “Crónicas y estampas del pasado”, su comprovinciano y colega Gregorio Aráoz Alfaro le dedicó largos párrafos. Expresa que Padilla estaba dotado de “inteligencia clarísima y actividad incesante”. Tenía, dice, “el santo fuego del entusiasmo, que es fuente de actividades, de energía y de carácter. Apasionado por las causas que defendiera y por los ideales que abrigaba en su seno generoso, chocó más de una vez con la indiferencia de los unos y con las opiniones adversas de los otros”.

Su hijo, también llamado Tiburcio (1893-1963), fue un eminente cardiólogo y catedrático. Falleció mientras se desempeñaba como ministro de Salud Pública de la Nación.

Comentarios