Mosto: “el problema es el jarabe de alta fructosa de maíz”

Un referente de Coviar dijo que la crítica del sector azucarero se “explica en una historia de políticas monopólicas”.

16 Jun 2014
Sergio Villanueva, integrante del directorio de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), se mostró sorprendido por el efecto negativo que causó la conocida “ley del mosto” en la industria azucarera y las provincias del NOA. En esa línea, el referente del sector viñatero volvió a defender el proyecto de ley de modificación del régimen de Impuestos Internos, que permitirá el ingreso del producto de la uva en el mercado interno de endulzantes de bebidas no alcohólicas. La iniciativa establece un incremento de un 8% a un 28% para las bebidas analcohólicas, pero reducirá de un 4% a un 2,8% para las “elaboradas con un 10%, como mínimo, de jugos o zumos de frutas -filtrados o no- o su equivalente en jugos concentrados. Además, se ajustará de un 28% a un 18%, cuando las bebidas usen entre 5% y 9% jugo de fruta y un mínimo de 75% de azúcar.

Villanueva dijo que “el mosto no compite con el azúcar, sino que, incluso, le permite aumentar su participación en las bebidas gaseosas para pagar menos impuestos”. “Nosotros no somos competencia de la industria azucarera; ahí el problema es el jarabe de alta fructosa de maíz (otro endulzante)”, manifestó.

La agencia Télam destacó que en la Coviar remarcan que hay empresas que usan el azúcar “para mantener una posición de poder en distintos mercados”. “La reacción del sector azucarero se explica en una historia de políticas monopólicas y contrarias a cualquier cambio que le quite la situación de privilegio”, agregaron en Coviar.

Comentarios