Massistas avizoran una fractura en la conducción local

Teri y Orellana criticaron a Vargas Aignasse

04 Jun 2014
1

La incorporación a la Municipalidad de San Miguel de Tucumán de una decena de dirigentes peronistas que alguna vez pasaron por la gestión de Ramón Ortega y de Julio Miranda ha sido analizada como un mensaje del amayismo dirigido al peronismo. Aparentemente, ha sido recibido. Y el primer eco proviene de las filas del massismo tucumano. A seis meses de la conformación del espacio político en la provincia, algunos de sus miembros comenzaron a avizorar una ruptura en el Frente Renovador (FR) comarcano. El catalizador de esa pelea tuvo las novedades políticas municipales como escenario más reciente.

Ayer, justamente, el legislador Gerónimo Vargas Aignasse había cuestionado a sus pares José “Mellizo” Orellana y José Teri porque decidieron asistir, el viernes pasado, a la asunción de los nuevos funcionarios de la gestión de Domingo Amaya. De manera directa, Vargas Aignasse había puesto en duda la prosapia massista de Orellana y Teri. “Entiendo que existe una relación de amistad de Orellana con Amaya. Pero no se puede ser massista a nivel nacional y kirchnerista a nivel local. Amaya es la expresión más kirchnerista que existe en Tucumán, y el massismo está lejos de ese espacio”, se había quejado el referente massista, respecto del comportamiento de sus socios.

Sus compañeros que conforman el trípode tigrense en la provincia no perdieron tiempo en contestarle al ex candidato a intendente de la capital.

Teri se manifestó asombrado por las manifestaciones de Vargas Aignasse. Según el ex titular el gremio de Vialidad, hasta último momento el ex diputado nacional había comprometido su asistencia al mitin amayista. “Estoy profundamente sorprendido por sus dichos. Me llamaron mucho la atención sus comentarios. El viernes, el día de la asunción, hablé con él por teléfono como a las 11.10 de la mañana. Me dijo que iría. Incluso me preguntó si iba Orellana. Además, en ese acto asumía Damián Márquez, hijo del dirigente desaparecido por la dictadura y amigo de Gerónimo. Ambos comparten el mismo pesar. Por eso me sorprendió que no estuviera presente y que dijera eso de nosotros”, opinó Teri. Y agregó: “si él no es coherente con sus actos, es problema de él. No sé por qué toma estas actitudes. Nuestro compromiso es con Sergio Massa. Si él tiene algo personal con Amaya, ya es problema de él. No es un problema de Orellana ni mío. Nosotros fuimos coherentes”.

Orellana también respondió a las críticas de su compañero de bancada en la Legislatura provincial. “La individualidad sirve para ganar partidos, pero los campeonatos se ganan en equipo”, cuestionó el famaillense. “Yo fui a una asunción de compañeros peronistas. Con ese mismo criterio podríamos decir, entonces, que como el radical (José) Avignone concurrió al acto se pasó al kirchnerismo. No me sorprenden las declaraciones; sí me molestan y me siento afectado. Yo lo único que sé es que soy massista. Aunque sí debo decir que sus expresiones políticas son desconsideradas e injustas. En primer lugar, porque hasta último momento Vargas Aignasse iba a ir al acto. Y, en segundo lugar, porque soy uno de los primeros en estar con Massa. Estamos y continuaremos en el proyecto”, aseguró Orellana.

Otro de los integrantes del Frente Renovador en Tucumán es Víctor “Vitín” Arias. El dirigente aseguró que las desavenencias entre los parlamentarios de ese espacio hacen prever un quiebre. “Ante los últimos acontecimientos, que marcan una situación de fractura entre los referentes del massismo local, transmitimos a la conducción nacional la necesidad y urgencia de conformar una conducción colegiada, como una junta promotora, por ejemplo, que sirva para aglutinar a las voluntades hoy dispersas. El excesivo individualismo de los dirigentes no ayuda al crecimiento político”, advirtió Arias.

Retruque amayista

Las críticas hacia el ex diputado nacional también llegaron desde el amayismo. Los concejales Chirstian Rodríguez y José Franco retrucaron sus cuestionamientos hacia la gestión del intendente de la capital.

“Antes criticar, Gerónimo debería definirse y decidir si quiere ser político o empresario de la noche. La gente sabe que esas dos funciones son incompatibles. Hace mucho que dejó de ser un dirigente serio”, fustigó Rodriguez.

Franco replicó con una ironía. “Antes daban una serie que se llamaba Kung Fu; el personaje siempre andaba solo. Gerónimo está así, solo como Kung Fu. Pero además, está cunfundido (sic), porque no sabe qué hacer. No encuentra la pelota”, ironizó el edil amayista.

Temas

Tucumán
Comentarios