El complejo Muñoz necesita que alguien se haga cargo de él

La Capital asegura que el predio es de la Provincia. Mientras, no hay limpieza ni inversión

 OLVIDO. Las estructuras metálicas originales, como la de la entrada por Juan B. Justo, están oxidadas o rotas.  la gaceta / fotos de Inés Quinteros Orio - diego aráoz OLVIDO. Las estructuras metálicas originales, como la de la entrada por Juan B. Justo, están oxidadas o rotas. la gaceta / fotos de Inés Quinteros Orio - diego aráoz
17 Abril 2014

Herrumbrados anillos olímpicos ubicados en el arco de la entrada, como una triste metáfora, anuncian un sueño incumplido: el soberbio complejo deportivo Muñoz que nació en la década del 70 con canchas para diferentes deportes, vestuario, gimnasio y juegos para niños, hoy se encuentra casi en ruinas. Y este predio de unas 3 hectáreas, ubicado en Juan B. Justo al 2.500, que tiene el mismo uso que un parque público, es el único espacio verde de la zona noreste de San Miguel de Tucumán. El próximo es la plaza Urquiza, en Barrio Norte.

Mientras los vecinos esperan que se revalorice el andrajoso complejo para darle su utilidad original, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán niega su responsabilidad sobre el complejo a pesar de que en la página web oficial figura como dependencia de la Dirección de Deportes y Recreación y de que allí trabajan de lunes a viernes empleados municipales. “El complejo Muñoz no es propiedad del municipio, es de la Provincia. Ellos (por los empleados) organizan actividades recreativas. Pero el predio en sí es de la Provincia y del Instituto de la Vivienda”, afirmó Cristian Abel, subsecretario de Gobierno de la Municipalidad. También contó que pidieron la transferencia del terreno al Gobierno, y al no obtenerla no pudieron invertir; y que al ser un espacio público sí le hacen un mantenimiento de limpieza. “No sólo necesita que le corten el pasto. Nosotros teníamos un proyecto para que se haga un cerramiento, entre otras cosas, pero no lo podemos hacer hasta que no nos pertenezca”, finalizó Abel.

Desde la Provincia son contundentes: aseguran que siempre fue un espacio municipal. “Yo fui regente de muy joven del complejo Muñoz y siempre perteneció al Municipio. Si hay algo que acredite que es de la Provincia, lo averiguaré. El único complejo que es nuestro es el Belgrano”, dijo José “Cacho” Banegas, secretario de Estado de Deportes de la Provincia.

Así es que mientras el Estado provincial y el Municipio se disputan la tenencia de este “hijo” no querido, el abandono del complejo se recrudece. Lo que fue el vestuario (la estructura circular que se encuentra en el centro del predio), hoy es usado por un grupo de linyeras como baño público. El gimnasio, donde en enero se anunció a la prensa que allí se realizarían cursos de kick boxing y capoeira, tiene sus paredes y piso en muy mal estado y sus esquinas guardan todo tipo de desechos humanos.

Frente al complejo Muñoz, por calle Balcarce, Mabel Alfonso esperaba el ómnibus con su hija de 2 años. La vecina de Villa 9 de Julio llevaba a la pequeña Alejandrina a pasear al Centro. “Es que acá no traigo a mis hijos ni loca. Está todo abandonado y de noche es muy oscuro y peligroso”, confesó Mabel. Ella todavía recuerda cuando su padre la llevaba a jugar en ese parque, que hoy no tiene ni una hamaca sana.

Insalubre
Los lunes amanece repleto de cajas y botellas de vino

Miguel Ángel Lizárraga prefiere la mañana para salir a correr en el complejo deportivo Muñoz. Es uno de los pocos vecinos que lo hace, y sobre todo los lunes. “Después del fin de semana este lugar es una roña, repleto de cajas y botellas de vino. Nadie quiere venir porque ahora da miedo”, contó el hombre, que desde hace 50 años reside frente al complejo. Lizárraga aseguró que de noche es una zona muy peligrosa: hay muchos delincuentes y prostitutas. “Creo que como lo hizo Bussi, ahora no quieren hacerse cargo de él”, desliza, mientras trata de esquivar matorrales y bolsas de basura que están desparramados por todo el predio. Para Enrique Lescano, comisario de la seccional Quinta, el gran problema de la zona es la falta de iluminación. “Este lugar se complica por eso (falta de luz). Los vecinos no han hecho denuncias de otro tipo”, confesó Lescano.

Malolientes
El vestuario y el gimnasio son usados como baños públicos

Publicidad

Como una cueva a la que nadie quiere ingresar. Eso es lo que parecen los abandonados y malolientes gimnasio y vestuario (foto de la izquierda) del complejo deportivo Muñoz. Según los vecinos y los empleados municipales que tienen una oficina colindante a estas estructuras, allí vive un grupo de linyeras que hacen uso de las destruidas instalaciones. Por otra parte, los juegos infantiles, los merenderos y las canchas de básquet, voley y fútbol también están deterioradas. “El vandalismo es altísimo. De todas formas se han elevado proyectos, que están truncos, para mejorar el complejo”, comentó Horacio Gambarte, director de Deportes de la Municipalidad Capitalina. Raúl Juárez, un vecino de la zona que paseaba con su sobrino Thiago, asegura que la delincuencia siempre estuvo. “Acá descartan de todo. Tenés que estar atento porque está lleno de porquerías y de borrachos a toda hora”, se quejó Juárez.

Comentarios