Los peces se mueren en Escaba

La contaminación de las aguas afecta a localidades que se abastecen del río Marapa. La razón sería la falta oxígeno en el líquido.

18 Nov 2003
1

OTRAS VECES FUE PEOR. Descartan que la mortandad de peces se deba al bajo nivel del dique.

CONCEPCION.- A la escasez de agua que padecen pobladores del sur tucumano debido a la falta de lluvias, ayer se sumó un nuevo y grave problema en el dique Escaba. Cientos de peces muertos están contaminando la represa y se teme por la salud de vecinos que habitan las riveras del río Marapa, porque el cauce se alimenta del agua que proviene del dique.
Pobladores de Los Arroyos, Campo Bello, Graneros, Marapa y La Madrid, entre otros, se abastecen de ese río. El Escaba, según lugareños, comenzó a cubrirse de un manto de pejerreyes, bogas y tarariras, entre otras especies, que murieron al parecer por la acción de algas rojas que emergieron a la superficie y redujeron el nivel de oxígeno en el agua. Esta hipótesis aún no fue corroborada.
Fernando Quintana y José Tula, de Recursos Naturales, advirtieron que frente a la gravedad del problema y debido a las consecuencias que podrían sufrir los pobladores de la costa del Marapa urge la instrumentación de un estudio profundo sobre la situación del dique.
"Por alguna razón el líquido puede estar ya contaminado o en proceso. Los peces muertos suman cientos y se descomponen en la misma represa", observaron. Olores fétidos e insoportables llegan a varios kilómetros del dique. Quintana y Tula descartaron que la mortandad de peces obedezca a la sensible reducción del nivel de agua del Escaba. "El espejo todavía está dos metros por encima del registro que alcanzó en este mismo mes del año pasado", aseguraron.

Preocupación
Mientras tanto, la sequía acentúa la preocupación de autoridades de varias comunas. La comisionada comunal de San Ignacio (La Cocha), Liliana Antonelli, dijo que aunque la provisión de agua corriente en esa localidad aún es normal, podría interrumpirse en menos de dos semanas si persiste la falta de lluvias debido a que el líquido que almacena el dique Los Pizarro se reduce a diario. El inconveniente afectaría a unos 2.000 pobladores de la zona. "Por ahora no tenemos problemas, pero estamos afligidos porque no llueve. Si esta situación persiste mas días corremos el riesgo de quedarnos sin agua. Por eso recomendamos a los pobladores un uso racional del líquido", dijo Antonelli.

Acusan a delegados comunales
"El Siprosa está en condiciones de garantizar la calidad del agua que provee Obras Sanitarias Tucumán, no así la de las poblaciones en donde el servicio es administrado por comisiones vecinales o comunales", advirtió el director de Saneamiento Ambiental del Siprosa, Emilio Vargas Graña.
El especialista también negó que no sea apto el líquido que se está consumiendo en Santa Lucía, como se informó hace un tiempo, puesto que ya se colocaron dos bombas dosificadoras de cloro y se solucionó el problema, según indicó.
Vargas Graña aseveró que algunas administraciones vecinales son responsables, como es el caso de San Pedro de Colalao, donde el servicio es óptimo; pero alertó sobre otras donde no se hicieron las obras previstas; asegura que por esa razón sus habitantes consumen agua con elevados índices de contaminación. Tal es el caso de las localidades turísticas de El Mollar, Amaicha del Valle, Los Zazos, Colalao del Valle y también de Alpachiri.
El gerente general de OST, Rogelio Savid, indicó que Obras Sanitarias provee agua potable a casi el 80% de la provincia. El resto -más del 20% de la población- consume agua administrada por los vecinos y que debe controlar el Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento (Sepapys).