Andrés Calamaro: Nada más (y nada menos) que buenas canciones

Andrés Calamaro: Nada más (y nada menos) que buenas canciones
No hay en "Bohemio" hits para estadios ni para rankings. Son 10 canciones, algunas muy buenas, representativas del mejor Andrés Calamaro. El compositor cuidadoso y sensible, el cantante enfocado. Un disco de rock, por momentos acústico, de a ratos más acelerado y contundente, soberbiamente producido por Cachorro López. Hay grandes músicos detrás de cada arreglo. Guitarras profundas, teclados justos.

Calamaro siga hablando de lo que le (nos) pasa, de "esa muchacha que se quedó junto a mí". Pero con imágenes vigorosas, ajustadas y, sí, inspiradas. Lejos de las rimas pretendidamente ingeniosas de las que suele burlarse Charly.

Hay pasajes lujosos en "Bohemio". El homenaje a Spinetta ("Belgrano") conmueve y "Plástico fino" es un gran tema, al igual que el propio "Bohemio", "Nacimos para correr". Y más. "Sólo sé que voy a vivir dentro de una canción", declara Calamaro. Siempre lo supimos.

Tamaño texto
Comentarios