Creatividad e ingenioso humor en clave de tango

"A LA SALIDA DEL CABARET" | Lucio Arce

"Che, qué gusto me da verte sumergida en la miseria. Qué alegría es encontrarte y enterarme que estás mal. Saber que has sufrido en tu pobre vida perra y ahora que vas derechito al hospital". "Pisotón, terror de los bailongos siempre hace pata ancha en el salón. Cuando se oye de los fuelles el rezongo ya no crecen ni los hongos donde pisa Pisotón". "El tipo que sabía demasiado no supo masticar la musarela y fue por eso que lo condenaron a la perpetuidad de mortadela". Las voces de Gardel, Maizani y de su abuela le hicieron una zancadilla de tango. Y aunque en la adolescencia lo sedujeron Elvis, Los Beatles, Almendra, el dos por cuatro se fue ganando un lugar en el corazón de Lucio Arce. En "A la salida del cabaret" también tienen lugar la milonga, el candombe, la bossa, la zamba. El cantautor aborda pequeñas historias, tomando el humor como eje y logra piezas antológicas, no solo por sus letras, sino por su sentido del juego. "Potrero argentino", "Mozo viejo", "Pasala, morfón", "Gorro, bandera y vincha" reflejan su debilidad por el fútbol. En "Generoso general", homenajea a Belgrano y en "Monsieur Bidet" (uno de los más ingeniosos) a la "douce France". Con dirección musical de Néstor Basurto, Arce nos regala 15 piezas, ideales para saborearlas con un amable bienbec.

Temas Tucumán
Tamaño texto
Comentarios
Comentarios