Perdió el control y subió a la fuente de la avenida Perón

Un utilitario en el que viajaban cuatro personas terminó semidestruido y sus ocupantes se salvaron de milagro ayer a la madrugada.

CHOQUE. Como si fuese una estatua de hierro retorcido quedó la camioneta Chevrolet tras el fuerte impacto.  FEBRERO DE 2011 LA GACETA / FOTO DE INéS QUINTEROS ORIO CHOQUE. Como si fuese una estatua de hierro retorcido quedó la camioneta Chevrolet tras el fuerte impacto. FEBRERO DE 2011 LA GACETA / FOTO DE INéS QUINTEROS ORIO
20 Mayo 2013
La carrocería retorcida de una camioneta tipo utilitario se robó las miradas de cada persona que pasó por la intersección de Camino del Perú y avenida Presidente Perón, ayer a la madrugada. El vehículo había quedado empotrado en la fuente que está ubicada en el medio de la rotonda. Y allí permaneció hasta la mañana, cuando una grúa retiró los restos de la camioneta. Sus cuatro ocupantes sólo sufrieron golpes leves.

Eran las 3.30 cuando la camioneta Chevrolet Corsa circulaba de norte a sur por Camino del Perú. Poco antes de llegar al cruce con avenida Presidente Perón, Maximiliano Gómez perdió el control del vehículo. Se desconocen las razones por las que el rodado terminó trepándose a la rotonda y metiéndose en la fuente de agua que hay en el centro de la estructura.

Cuatro personas viajaban en el rodado y ninguna de ellas sufrió heridas de gravedad, según informó la Policía.

Heridas leves
El conductor fue el único que necesitó ayuda para salir del vehículo debido a que sus piernas habían quedado aprisionadas entre los hierros retorcidos. No obstante, las heridas eran leves y Gómez fue trasladado al hospital Centro de Salud, al igual que el resto de los ocupantes de la camioneta.

Tras el accidente, intervinieron los bomberos de Yerba Buena y personal policial de la comisaría de Marti Coll, a cargo del comisario Rubén Juárez. Los bomberos Pablo Daniel Busto, Cristian Argañaráz y Emilio Aguirre trabajaron más de una hora hasta lograr rescatar al chofer.

Con herramientas de rescate lograron romper la puerta, mientras el conductor se quejaba por los dolores de las piernas apretujadas entre los hierros retorcidos y la rueda delantera que, tras el fuerte impacto, quedó más cerca de la cabina.

Peligro
La rotonda de avenida Perón y Camino del Perú se convirtió en un escenario de accidentes de tránsito. La mayoría de los conductores que terminaron arriba de la fuente de agua circulaban por el tramo oeste-este de la avenida Perón (desde el cerro hacia la capital).

Según los bomberos de Yerba Buena, el exceso de velocidad y las curvas convirtieron a esa zona en un peligro constante, no sólo para los automovilistas, sino también para los peatones. Ayer a la madrugada, cuatro personas se salvaron de milagro. La camioneta quedó aplastada en la parte delantera y con las ruedas traseras casi en el aire.

Comentarios