"Me asusté y casi hago cuerpo a tierra"

Los tomó desprevenidos: en una fiesta, con amigos o trabajando. La bola de fuego que caía y el destello de luz asustó a más de uno. Víctor Barrios, un agente de seguridad pensó: "bueno, ya estamos idos..." El fenómeno quedó registrado en las cámaras de seguridad. ¿Pero de qué se trataba?

22 Abr 2013

No sabían si era parte del espectáculo o qué, pero a mitad del recital que Los Tekis brindaban en Salta el sonido se cortó y una luz potente estalló frente a miles de personas. Ese instante quedó grabado en el celular de un espectador, quien sin saber muy bien qué pasaba lo subió a YouTube. "En el minuto 2.56, mientras cantaban Los Tekis, se cortó el audio y las luces quedaron locas. Saqué el zoom del escenario y en el margen derecho del visor se puede ver la famosa luz. La verdad... Fue muy loco, pero es la prueba de que lo que vi, no es producto de la imaginación", decía el epígrafe del video.

Los fans de este grupo folclórico no fueron los únicos que quedaron pasmados con esa luz que convirtió la noche en día por algunos segundos. El destello pudo apreciarse en seis provincias del norte argentino, 15 minutos después de las tres de la mañana. Desde el amanecer las fotos y videos captados se viralizaron por medio de Facebook y Twitter. Nadie sabía bien qué era, así que de inmediato comenzaron a llegar e-mails a la Redacción del diario que pedían explicaciones sobre el fenómeno.

Algunos estuvieron en el lugar y el momento exactos y pudieron describir lo que sucedió en el cielo. "Eran las 3.15 y estábamos con unos amigos a punto de entrar a la fiesta de la Facultad de Odontología. Mientras conversaba con una amiga pude ver cómo una bola de fuego se acercaba. Al principio era de color azul, pero a medida que caía cambió a amarillo, naranja y rojo. De repente se iluminó el cielo entero. La verdad es que todos decían: '¿qué es eso? ¿qué pasa?' Fue increíble verlo. Se notaba que era una roca con fuego. Yo esperaba una explosión o algo así, pero sólo fue una gran luz", contó Tomás Contreras.

Otro que estaba bien despierto era Víctor Barrios, agente de seguridad que trabaja en una estación de servicios de Bulnes y avenida Belgrano. "Miré cómo se encendía y pensé que era una estrella fugaz, pero después comenzó a crecer y crecer. Tenía un color celeste fuerte que se iba encendiendo cada vez más. Cuando estaba cerca se puso de color blanco brillante, como si fuera un sol pequeño. Yo lo asocié con la bomba de Hiroshima, que estalló antes de chocar con el suelo, así que pensé que ya se venía la explosión", contó. Los tres segundos que duró el destello fueron eternos para Víctor. "Me asusté muchísimo, me agaché y casi hago cuerpo a tierra. Pensé: 'bueno, ya estamos idos. A algunos les toca despiertos...'"

Por suerte para Víctor, para Tomás y todos no hubo explosión, solo una luz brillante. Si bien no se determinó con exactitud la trayectoria, en Santiago del Estero fue donde más impactó el fenómeno.

Más relatos

Las cámaras de seguridad registraron cómo las avenidas, esquinas y plazas santiagueñas se iluminaron tanto que la luz enceguecía. Durante el día también se dijo que algunos restos habían caído en la localidad de Frías, pero esto luego se descartó. Tampoco se informó que hayan habido víctimas o daños materiales.

Quizás fruto de la conmoción, algunos juraron que escucharon una explosión y hasta sintieron un temblor. Un sargento de la ciudad santiagueña de Las Termas de Río Hondo apuntó: "acá lo que se ha escuchado es una explosión fortísima, que movió todo". A esto lo reprodujo la cadena radial cordobesa Antena 3.

Comentarios