La calle del Papa Francisco en Tucumán: "Un grupo de mujeres de un grupo de oración me hizo llegar la inquietud", dijo Nagle

El proyecto fue presentado sorpresivamente, y se aprobó. "Nunca supe qué era ser más papista que el Papa y hoy lo comprobé", se quejó un edil opositor. ¿Qué opinás?

27 Mar 2013

Al final de la sesión de ayer, el concejal alperovichista Ernesto Nagle presentó -sobre tablas- un proyecto de ordenanza para cambiar el nombre de la avenida Wenceslao Posse por el de "Papa Francisco", en San Miguel de Tucumán. Inicialmente, el alperovichista pretendía llamar con el nombre del sumo pontífice a un pasaje del barrio San Cayetano, zona de influencia política de Nagle.

Tras la sorprensa inicial, entre los propios compañeros de banca, Nagle acordó con la bancada oficialista -que responde al intendente Domingo Amaya- rebautizar la avenida que conduce hacia el acceso sur de la capital y que colinda con le Estación Terminal de Omnibus. De todos modos, hubo tres concejales opositores que mostraron su disconformidad y votaron en contra: José Luis Avignone, Sandra Manzone y Claudio Viña cuestionó el proyecto.

"No entienden la bendición que recibió el pueblo"

Nagle señaló que su idea surgió a poco de que Jorge Mario Bergogio fuera electo Papa. "Un grupo de mujeres de un grupo de oración me hizo llegar la inquietud porque sabían que estaba buscando un nombre para el pasaje 1.035 (número catastral), del barrio Diego de Villarroel", dijo. Cuando llevó la inquietud a la sesión, tomó conocimiento que el radical Avignone ya había propuesto que esa arteria sea denominada Elpidio González, quien fue vicepresidente de Marcelo Torcuato de Alvear, dijo.

"Ante ello, consulté con mis compañeros de bancada, y considerando que ya hay una escuela en Cruz Alta que fue bautizada como Wenceslao Posee, decidimos proponer el cambio para la avenida de la capital. Sólo tres opositores no lo apoyaron, no entienden que había que destacar la bendición que recibió el pueblo argentino con la elección del nuevo Papa", expresó Nagle. No descartó que otra calle de San Miguel de Tucumán lleve la denominación del ex gobernador tucumano.   

"Más papístas que el Papa"

"Nunca supe qué era ser más papista que el Papa y ayer lo comprobé. El Sumo Pontífice se merece una calle y mucho más, pero no podemos dejar a un gobernador ilustre sin calle", se quejó Viña.

"Haber tomado esa decisión es pura demagogia. La onda rebautizadora del oficialismo es desopilante. Creo que, en todo caso, se debería poner Néstor Carlos Kirchner o Eva Perón a lugares nuevos, no hacer como se hizo con la avenida Roca o la Rivadavia, que ahora lleva el nombre de la Virgen. Eso afecta a los vecinos, a quienes esto les genera numerosos inconvenientes", dijo.

Proyectos truncos

La semana pasada , se produjo un contrapunto en el concejo deliberante de Concepción a raíz de un proyecto de ordenanza para cambiar el nombre a la calle Nasif Estéfano por el de Francisco. Según la propuesta oficial, la modificación se llevaría a cabo en la primera cuadra de la arteria, donde está emplazada la Catedral.

Sin embargo, antes que los ánimos se caldearan en una sesión, Miguel Soria, párroco de la iglesia Inmaculada Concepción, se comunicó con un edil del oficialismo y pidió que el proyecto pase a comisión para que se debata entre los bloques y se llegue a un consenso. El sacerdote propuso que también se sume a la Iglesia en el diálogo y se imponga el nombre Francisco a otro lugar público, ya sea una plaza, una plazoleta o una escuela.

Este fue el segundo proyecto que se "enfrió" en el sur tucumano para homenajear a personalidades. En el concejo deliberante de Juan Bautista Alberdi se aprobó un proyecto para colocar un busto del fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, (que costaría $ 40.000) pero el intendente Luis Campos anunció que lo vetaría "para priorizar la paz social" de su ciudad, de acuerdo a lo expresado en su cuenta de Facebook. Consultado por este diario, aclaró que estudiaría la iniciativa y no descartó aprobarla, aunque en lugar de un busto se impondría el nombre de Chávez a un espacio público.  

¿Quién era Wenceslao Posse?

Nació en Tucumán en 1815 y fue hijo del industrial azucarero Vicente Posse. En 1833 se estableció en Chascomús, Buenos Aires, con su hermano Ramón, instalando una pulpería. Participó en la Revolución de los Libres del Sur en 1839, y después de la derrota fue indultado por Prudencio Rosas. Se unió a la comitiva del general Lamadrid, efímeramente pasado al Partido Federal, en su viaje a la provincia de Tucumán. Cuando Lamadrid volvió a las filas de los unitarios, se unió a las fuerzas militares de la Coalición del Norte. Después de la batalla de Famaillá emigró a Bolivia.

Regresó a Tucumán en 1844, y al año siguiente levantó en Cruz Alta el ingenio azucarero "Esperanza". Los cañaverales del ingenio llegaban casi desde el río Salí hasta el límite con la provincia de Santiago del Estero. En 1856 fue electo diputado provincial y se unió con el resto de su familia al Partido Unitario o liberal. Fue un partidario ferviente del cura José María del Campo, el caudillo unitario tucumano, y varias veces fue diputado.

Fue electo gobernador y asumió el 10 de abril de 1866. Su gobierno estuvo orientado a las cuestiones financieras. En febrero de 1867 partió hacia el sur de la provincia, acompañando al ejército tucumano que marchó hacia La Rioja, a pelear contra los federales de Cuyo y contra Felipe Varela

Reasumió el mando en abril, pero ya el liberalismo estaba en crisis. Una revolución, organizada militarmente, estalló a principios de junio de 1867; el gobernador fue llevado preso a la casa del doctor Tiburcio Padilla, una mansión en que fue obligado a permanecer hasta que renunció, el 30 de junio.

Se retiró a Buenos Aires. Regresó a Tucumán a mediados del gobierno de Domingo Faustino Sarmiento, después de la muerte de Manuel Taboada. Volvió a manejar el ingenio Esperanza, que llegó a ser el más moderno de su tiempo, y uno de los más productivos, base de la actual localidad de Delfín Gallo. LA GACETA

Comentarios