La Botana: los pecados capitales tienen cuerpo de mujer

Esta noche, a las 22, sube a escena "Tentaciones: puertas que se abren", el nuevo espectáculo de La Botana. Las funciones se repetirán mañana, el domingo y los días 4, 5 y 10 de agosto en el Teatro San Martín. El baile, la seducción y el encanto fueron puestos al límite en la producción más jugada del grupo hasta el momento. Nuevos ritmos. El diablo anda entre los hombres.

27 Jul 2012

"Dios ha muerto. Lo matamos por placer y lo resucitamos de culpa. Hablar de la tentación es hablar del hombre y de su realidad. Vivimos inmersos en el pecado y en las tentaciones. Pero , ¿qué es la tentación? Es un interrogante, una pregunta, un golpe de puerta, una llamada inesperada que nos hace detener y decir '¿qué hago?'".

No sabemos qué podría opinar Nietzsche si supiera que Fernando Jiménez se inspiró en su pensamiento y utilizó una de sus frases más célebres para componer la última obra de La Botana; sí sabemos, en cambio, que la tentación por ver el último y más caliente show de este grupo revisteril es bastante grande.

La séptima temporada de La Botana llega con más bailarines, con más brillos, con cuerpos más osados y con un discurso que hará temblar a los pacatos. Se llama "Tentaciones: puertas que se abren" y propone recorrer los siete pecados capitales con el baile y la sensualidad puestos al límite. Jiménez, el director general, tendrá el papel de un demonio que narra la línea argumental del texto; sin embargo, no será un diablo con cuernos y tridentes, sino uno que se confunde con cualquier ser humano.

Las coreografías vuelven a ser de la mentora del grupo, Elsa Canseco, que esta vez decidió aumentar la apuesta. "He dejado un poco de lado las coreografías que yo llamo 'coloridas', es decir todas aquellas que están de moda, como el reggaeton, el pop latino o el pop dance; no es que nos hayamos quedado sin nada de eso porque es nuestro sello distintivo, pero nos animamos a experimentar con la danza contemporánea y la clásica, algo que no habíamos hecho antes", adelantó Canseco. Para ese fin, se incorporaron al staff bailarines profesionales de danza contemporánea y de clásica.

"La obra toma cada uno de los siete pecados capitales, describiéndolos a través del humor y coreográficamente a través de diferentes estilos musicales. A cada pecado lo personificamos según nuestra visión: la envidia es más bien femenina, por ejemplo, mientras que la soberbia tiene forma de varón", resumió Magalí Toledo, primera bailarina del cuerpo.

En total, 20 bailarines harán las seis funciones que La Botana tiene programada para este año. 14 de ellos son exuberantes mujeres que vienen preparando el físico y el baile desde principios de año y el resto son varones. La apuesta al vestuario también fue importante, con alrededor de 200 trajes diferentes que se lucirán en escena durante la obra. También participará el cantante Julio Torres, interpretando canciones en vivo.

Desde Giacomo Puccini a la legendaria banda argentina Virus. Desde Franco Simone a Damas Gratis. El popurrí de ritmos y estilos de "Tentaciones..." es variadísimo y promete complacer a todos los gustos. Además de los siete cuadros de los pecados capitales, ofrecerán un bonus track, un pequeño baile fuera de libreto y quizás el regalo más ardiente para los ojos. "Este es el espectáculo más Botana de todos. La palabra Botana es en México lo que para nosotros es una picada, y eso es lo que queremos ofrecer: una picada musical popular para todos los gustos", finalizó Toledo.

Comentarios