La OEA empezó a analizar qué hacer con Paraguay tras la destitución de Lugo

Se avisora un pronunciamiento crítico ante el derrocamiento del presidente.

26 Jun 2012
1

DEMOCRACIA. José Miguel Insulza, secretario general de la OEA, en el debate sobre Paraguay. FOTO TOMADA DE PUBLIMETRO.COM.MX

WASHINGTON, Estados Unidos.- El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunió hoy en Washington para debatir los pasos a seguir en relación con la destitución del presidente paraguayo Fernando Lugo.

"No es lo que nos afecta el irrespeto de la ley, sino el hecho de que las normas escritas parecen ser aplicadas de una manera que los estados miembros consideran perjudiciales para la democracia," dijo el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, en la apertura de la reunión.

En este contexto, Insulza recordó que "Paraguay pasó de una situación que parecía desprovista de problemas visibles" a un enfrentamiento entre campesinos y policías el 15 de junio que dejó 17 muertos. Ese mismo enfrentamiento, a su vez, fue uno de los factores que adujo el Senado paraguayo en su decisión de destituir a Lugo el viernes y proclamar en su lugar al entonces vicepresidente Federico Franco en un procedimiento que en su totalidad duró poco más de 24 horas.

"Que estos hechos se produzcan de esta manera y a esta velocidad no ocurre con mucha frecuencia en ninguna parte," señaló Insulza. Subrayó sin embargo los cambios de actitud de Lugo en este proceso. "Pareció dispuesto inicialmente a acatar el veredicto," señaló Insulza, que añadió que con el correr de los días pasó a denunciar un golpe institucional.

"Tenemos distintos caminos a seguir, lo importante es que podamos ponernos de acuerdo pronto," subrayó el secretario general de la OEA. En su intervención, el representante de Paraguay ante la OEA, Bernardino Saguier, explicó su posición personal. Después de representar al gobierno de Lugo, aceptó seguir en su cargo bajo el nuevo gobierno. "Lo hice en el convencimiento de que se cumplieron en nuestro país las normas constitucionales," señaló.

Saguier también subrayó que Lugo "aceptó someterse a juicio político y aceptó acatar su resultado," y señaló que él mismo participó en gestiones en las que se proponía a Lugo denunciar la ruptura del orden democrático ante la OEA. "No se hizo uso de esa facultad," indicó. Saguier exigió que la comunidad internacional respete que el Congreso paraguayo haya retirado "su confianza" en Lugo y se abstenga de intervenir en lo que definió como un asunto interno.

"El Paraguay moderno y democrático cumple a cabalidad sus compromisos internacionales, y espera de las otras partes el mismo tratamiento," señaló Saguier. "Exhortamos a los países hermanos al respeto sublime a la autodeterminacion de (Paraguay)," dijo.

Saguier apuntó que la situación actual en el país sudamericano es de "absoluta normalidad," y lo señaló como prueba de la legitimidad del proceso. "A la fecha, las actividades se desarrollan con absoluta normalidad y el gobierno del presidente Federico Franco es reconocido y acatado en todo el territorio del país," dijo.

"En el Paraguay funcionan con absoluta normalidad todas las instituciones públicas y las dependencias del sector privado," señaló. (DPA)

Comentarios