Testimonio contra Boudou "creíble y coherente"

El fiscal Rívolo tomó declaración a Laura Muñoz, que acusó a su esposo, Alejandro Vandenbroele, de ser un testaferro del vicepresidente. Sin embargo, el magistrado apuntó que será difícil probar la relación entre Boudou y su amigo. Quiere que no "se eternice" la causa.

29 Feb 2012
BUENOS AIRES.- El fiscal Carlos Rívolo, que investiga el caso Ciccone Calcográfica, aseguró que el testimonio de Laura Muñoz, quien calificó a su ex esposo Alejandro Vandenbroele como testaferro del vicepresidente, Amado Boudou, fue "creíble y coherente". "No soy psiquiatra ni psicólogo, pero con 30 años en la Justicia no me pareció una mujer que diera un testimonio quebrantable. Es creíble y tiene coherencia", dijo Rívolo acerca de la declaración de Muñoz.

Así se expresó luego de las versiones que ponían en duda la validez del testimonio de Muñoz, por ejemplo con las declaraciones de su madre Azniv Tokatlian quien la había calificado de "paranoica" y "hostil hacia todos los que no les creen sus mentiras".

No obstante aclaró que es "difícil" probar que Vandenbroele es el testaferro de Boudou. "A priori veo hechos que hay que investigar lo más pronto que se pueda para comprobar o descartar si estos hechos son delictivos. Nos propusimos que esto no se eternice. Debe ser rápido", afirmó el fiscal.

Rívolo viajó a Mendoza y le tomó testimonio a Muñoz, esposa Vandenbroele, responsable de la ex Ciccone Calcográfica, y a quien ella identificó como testaferro de Boudou. Muñoz ratificó ante el fiscal el presunto vínculo entre su ex esposo y Boudou, y además entregó documentación que podría generar "algún tipo de medida" en la causa.

Mujeres despechadas

En este contexto, Rívolo también dijo que comparado con "cualquier caso" similar, la mujer "despechada o enojada tiene una prohibición de declarar cuando son cónyuges, salvo que el delito no la afecte de manera directa, como si hay violencia o vende drogas en la casa". El fiscal designado por el juez Daniel Rafecas reafirmó que los presuntos delitos que se investigan "negociaciones incompatibles con la función pública y lavado de dinero". E incluso, Rívolo fue más allá y aventuró para que "no solamente podría llegar a ser Boudou el implicado, sino que podría haber una cadena administrativa de otras personas". (NA)

Comentarios