El Piletón era una fiesta hasta que llegó la Policía

Mientras el grupo Skaraway presentaba su nuevo disco un grupo de efectivos irrumpió en el escenario. Gresca y mucha tensión. Video.

12 Dic 2011
Era una verdadera fiesta... hasta que llegó la Policía y casi se produjo una tragedia. Buscando a un supuesto dealer, dos uniformados primero, y luego tres, corrieron a un muchacho hacia el escenario. Pero la confusión y el forcejeo con los organizadores y músicos fue tan grande que a uno de los policías se le cayó la pistola, lo que podría haber tenido serias consecuencias. Unos segundos antes, su compañero había remontado su escopeta Itaka ante el público, en el que no faltaban niños ni familias. Así terminó el incidente en El Piletón el sábado por la noche: los policías insultados por el público y prácticamente echados del lugar, y sin llevarse a nadie detenido.

De cualquier modo, Skaraway pudo presentar su nuevo disco "Fiesta en la calle", que como es tradicional en esta banda ofrece un combo explosivo: letras comprometidas y críticas que hablan de la revolución, y tal agite ska-punk que es casi imposible parar de bailar.

"Fue una provocación"

"No entendemos por qué los policías actuaron de esta manera, con tanta violencia; había niños y muchas mujeres que sólo bailaban y disfrutaban, y de repente irrumpieron en el escenario. Nosotros no permitiremos que nos vengan a avasallar, si sólo estábamos haciendo músico. Y mirá que era el Día de los Derechos Humanos, creo que fue una provocación", le dijo Puchenko, voz líder del grupo, a LA GACETA.

Sobre el título del disco, el cantante contó que hace referencia a la banda: "casi siempre estamos en la calle, en actos y festivales por alguna reivindicación contra el sistema capitalista", contó. Skaraway está integrado por Moisés Salcedo, Daniel Agüero, Miguel Lazarte, David Von Furth, Matías Torres, Francisco Olmos, Chupete Carrillo y Emmanuel Córdoba.

Algunas de las 13 canciones del disco se interpretaron el sábado, y pasó lo que siempre sucede con Skaraway: los jóvenes y niños ocupan la pista rápidamente para bailar al ritmo de las potentes trompetas y percusión. También sonó "La lucha es lo máximo", "Ladrones de papel" y "Cuánto crees en el amor". Emotivos fueron los temas "Todos los martes" (una canción dedicada a la Comisión de Víctimas de la Impunidad) y "Mariano presente" (dedicada al militante del Partido Obrero asesinado).

Previamente habían tocado Vampiro Indio, una banda de Bella Vista que también tuvo una descollante performance, y CES.

Pero no todo fue música: artistas circenses interpretaron El Zapatazo Varieté, una serie de cuadros en los que se cuestiona a gobernantes y funcionarios. También los artistas de La Vorágine realizaron performances.
Comentarios