La frontera de Israel aleja a Obama de Netanyahu

Cumbre presidencial por Oriente Medio.

21 May 2011

WASHINGTON.- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, rechazó ayer la propuesta del presidente estadounidense, Barack Obama, de que Israel vuelva a sus fronteras de 1967. Sin embargo, dijo que estaba preparado para hacer compromisos para la paz en Oriente Medio.

Ambos mandatarios se reunieron ayer en la Casa Blanca, un día después de que el jefe de Estado norteamericano apoyara una antigua demanda palestina sobre el territorio para su futuro Estado (Cisjordania, la Franja de Gaza y el este de Jerusalén).

Al hablar con la prensa en el Salón Oval, Obama aseguró que le reiteró al premier israelí los principios que había esgrimido en su discurso. "Obviamente, hay algunas diferencias entre nosotros sobre las formulaciones y el lenguaje precisos, algo que pasa entre amigos", sostuvo el norteamericano.

"Aunque Israel está dispuesto a hacer compromisos generosos, no puede volver a las líneas de 1967 porque son indefendibles. La paz basada en ilusiones se estrellará eventualmente contra las rocas de la realidad", aseveró Netanyahu. Antes del encuentro, un encumbrado funcionario israelí, quien pidió anonimato, había afirmado, precisamente, que Estados Unidos no conocía la realidad de la situación.

Respaldos
La posición de Obama fue compartida y elogiada por la canciller alemana Ángela Merkel ("la inacción no puede ser una alternativa", subrayó su vocero, Steffen Seibert); por el representante de Egipto ante la ONU, Maged Abdelaziz (aunque se quejó de que no se presentase un plan de negociaciones concreto); por el ministro del Relaciones Exteriores de Jordania, Nasser Judeh; por Maja Kocijancik, portavoz de la responsable de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE), y por el Cuarteto para Cercano Oriente, que integran la Organización de las Naciones Unidas, Rusia, EE.UU. y la UE. (Especial-AFP-Reuter)

Comentarios