Versos de estremecedora melancolía

06 Mar 2011
1

OBRA POÉTIA. Fabián Casas, un autor que suele amalgamar mundos disímiles.

POESÍA
HORLA CITY Y OTROS
FABIÁN CASAS
(Emecé - Buenos Aires)

Los 125 poemas que conforman este libro fueron agrupados tras una selección hecha sobre  la obra lírica completa de Fabián Casas (Buenos Aires, 1965) -también novelista y ensayista-, iniciada en 1990, con el poemario Tuca, al que siguieron El salmón, Oda, El spleen de Boedo, Pogo, El hombre de overol y el texto que da título a este volumen, Horla City, escrito el año anterior.
Para esta edición, Casas agregó un singular texto en prosa, La voz extraña, en la que describe aspectos de su orientación hacia la literatura y, específicamente, cómo se fue gestando esta mayoritaria preferencia por el género  poético -algo nunca desdeñable para quienes se interesan por tales precisiones de un autor-, en el que, entre otros conceptos, sostiene que la poesía exige "liberarnos de los apegos que nos esclavizan" y que "hay que buscar el equilibrio, no la inteligencia".
De multifacético perfil, Fabián Casas es graduado en la carrera de filosofía, profesor de inglés y francés, periodista y apasionado de la arquería, además de haber sido uno de los fundadores de la efímera pero destacada  revista de poesía "18 Whiskys" (los bebidos por Dylan Thomas y que terminaron por ocasionar su muerte,  cuando sólo contaba 39 años).
Un extenso recorrido, que se advierte a lo largo de toda la temática de Casas, desde el paisaje íntimo o más cercano, como el barrio o el hogar (con enfático protagonismo de madre y padre), hasta los perfiles más significativos del mundo, en el que asoman figuras claramente disímiles, como Sócrates, Elvis Presley, Robert Lowell o Hegel.
Expuesta naturalmente, semejante heterogeneidad supera la sensación de extravagancia  que, en una primera mirada, puede despertar el hecho de que Tuca se abre con una frase de Tita Merello;  El salmón, con una definición de Spinoza, y Oda está presidida por un pensamiento de la personalidad más enigmática del esoterismo occidental, el filósofo y escritor ruso George Gurdjieff, creador del llamado Cuarto Camino.
Pero más allá de esa variedad de opciones poco frecuentes, hay un sostenido criterio conceptual  y estético  en el libro, con versos aparentemente simples, pero de estremecedora melancolía, como en Tratando de sepultar, que finaliza: "La dicha se engendra/ en el corazón de lo trivial/ y a veces alguien muere/ a oscuras, en un cine".
La bibliografía poética y en prosa de Fabián Casas, que ha sido traducida a varios idiomas, en 2007 fue galardonada en Alemania con el premio Anna Seghers.                                        

© LA GACETA 

Willy G. Bouillon

Comentarios