En otra jornada de barro y rock, los músicos agradecieron el aguante

En el segundo día del festival se hizo cumplir la ley del tope horario y la fiesta terminó ayer a las cuatro de la mañana. Actuaron Cuarteto de Nos, Gondwana y No Te Va Gustar, entre otras bandas.

21 Feb 2011

A las 4 de la mañana se acabó ayer la música en el festival Rock del Valle. De nada sirvieron los silbidos y abucheos del público ni los pedidos de la banda No Te Va Gustar para seguir con su presentación. A diferencia de la primera jornada, esta vez se hizo cumplir el tope horario y los espectadores -mojados y embarrados- se fueron con las ganas de escuchar un poco más a los uruguayos, que sólo tuvieron tiempo de actuar durante media hora.

El sábado a las 20 el público comenzó a ingresar al club Argentinos del Norte. A esa hora los espectadores eran pocos, pero a los miembros de la banda Andando Descalzo no les importó y lo dieron todo sobre el escenario. El cantante agradeció el aguante cuando saludó. "Voy a poner más energías y ganas que nunca", expresó Juani Rodríguez.

Puede decirse que la fiesta comenzó oficialmente a las 21.20, con el show de Karma Sudaca. La banda tucumana hizo delirar a los espectadores, que cada vez eran más, en una de las presentaciones más intensas de la noche. Mucho tuvo que ver el carisma del cantante, Tony Molteni, quien cerca del final se arrojó hacia el público desde el escenario y terminó tan embarrado como sus fans. También hubo menciones a la jornada anterior. "Lamento mucho lo que pasó ayer, todos teníamos ganas de ver un show largo de Las Pelotas. Vivimos en una dictadura que prohibe rockanrollear después de las cuatro de la mañana. Sabemos que los culpables de lo que le pasó a Paulina (Lebbos) están libres, pero parece que los culpables somos nosotros", expresó Tony en referencia al primer día del festival, cuando el Ipla clausuró el club porque Las Pelotas había seguido tocando después de las 4 sin respetar la ley de tope horario. El sábado, el Rock del Valle pudo concretarse luego de que los organizadores pagaran una multa.

Pasadas las 22 llegó el turno de una de las bandas más esperadas: Gardelitos. Eran muchos los fanáticos del grupo en Argentinos del Norte, que podían distinguirse por remeras con el nombre del grupo de "rock sudaka". Luego hubo una larga pausa mientras se preparaban los uruguayos de Cuarteto de Nos. En el escenario secundario, sin techar, actuaron bandas del interior bajo la lluvia. Pasada la medianoche se abrieron los paraguas y algunos se refugiaron en las carpas de la cantina, donde se vendían bebidas y alimentos. A muchos no les importó el mal tiempo y siguieron bailando y cantando bajo el agua. La gente coreó todas las originales canciones de Cuarteto de Nos, en el que fue uno de los shows más extensos, y después entró en calor bailando al ritmo de Gondwana, de Chile.

Extenso paréntesis

La espera para ver a No Te Va Gustar se hizo demasiado larga y la lluvia no paraba, pero nadie se quería ir sin haber escuchado a la agrupación de Uruguay. Faltaba sólo media hora para las 4 de la mañana cuando subieron al escenario. "El clima no ayuda, pero gracias por quedarse", reconocieron. Al término del tema "Pensar", les cortaron el sonido. Los miembros de la banda se despidieron cantando a capela, pero entonces les apagaron las luces. Nadie tenía ganas de irse a dormir, pero había que cumplir con la ley.

Comentarios