El smirke y la banana, los reyes de El Cadillal

Encontrar diversión en Tucumán es cada vez más simple. Juegos con mucha adrenalina y para todos. Video

31 Dic 2010
"Me muero de miedo" o "no me voy a subir ahí", fueron algunas de las expresiones de quienes se acercaron al dique El Cadillal para participar de los juegos acuáticos que ofrece el parador "SW Tucumán Aventura".

El banana board, muy conocido en la costa argentina, es el responsable de los miedos y de muchas alegrías de quienes llegan a El Cadillal para refrescarse o pasar un día al aire libre.

El conductor de la lancha que remolca el inflable es testigo cotidiano de las carcajadas y los sustos de los pasajeros de la banana. Muchos gritan e insultan, pero ninguno quiere bajarse.

La idea del paseo es que los que se animan sean llevados por el dique a toda velocidad, y de repente, con un giro brusco caen todos al agua fría. "Es la mejor manera para calmar el calor del verano en Tucumán", explicó Paula, que muy feliz disfrutó de los distintos juegos propuestos.

Los guardavidas están distribuidos por toda la costa del dique y atentamente observan a aquellos que participan de los juegos y a los que decidieron nadar, para evitar cualquier inconveniente. Sin embargo, aclaran que nunca hubo problemas porque siempre se tomaron los recaudos necesarios.

La banana es el juego elegido por los chicos, como Scott, que fue el primero en ponerse el chaleco salvavidas para subir a jugar. Las chicas suelen ser las que se acobardan y se agarran fuerte de las correas del bote, igual que algunos adultos que creen que no van a soportar las caídas y los sobresaltos que propone este entretenimiento.

Otros juegos también atraen mucho a los bañistas. Los kayaks, paseos en canoa o lanchas son muy elegidos. Pero el más popular es el smirke, un gomón arrastrado por una lancha a motor. Este juego es el que prefieren los grupos pequeños de amigos o familias, que compiten por ver quién aguanta más sin caer al agua.

Risas bajo el agua

 Al entretenimiento sube de una persona por vez, mientras los demás pueden viajar en la lancha. Un grupo de jóvenes comentó que es el más divertido. "Por la risa te soltás y más gracia te da. Terminás riendo abajo del agua", señaló.

Según Sandra, una de la propietarias, el dique es muy seguro para hacer este tipo de juegos. "Es muy tranquilo y desde el extremo podes ver claramente a quienes estén en el agua", explicó.

Tanto la banana como el smirke son juegos para todas las edades. Incluso, durante el año la empresa organizó campamentos y jornadas con chicos de colegios de la provincia, clubes y con empleados de varias compañías. También se realizaron talleres de coaching y liderazgo, y campamentos de supervivencia.

"Estos juegos son los que más hacen reír, y también son los más dinámicos, porque cuando uno está jugando no se da cuenta del tiempo que pasa y nadie quiere que el turno se termine", contó Diego López, estudiante de Educación Física y colaborador de la empresa.

"No hay que tener miedo, todos los juegos son buenísimos y no pasa nada. A mi me gusta escalar y andar a caballo, pero el smirke es mi favorito", destacó Scott.

Sergio Wilde, propietario y director del parador, opinó que esta es una de las opciones más completas que hay en la provincia. "Ver que la gente disfruta y pasa momentos únicos aquí, es muy reconfortante", destacó.

Encontrar diversión en Tucumán es cada vez más simple. Juegos con mucha adrenalina y para todos

Cabalgatas

 Los paseos a caballo son una muy buena opción para los más chicos y para los grupos familiares. Los recorridos son por el bosque y pueden durar media hora o alrededor de dos horas, dependiendo de si se elige el circuito chico o el grande. Al final se ofrece un refrigerio en medio de la naturaleza. Es el paseo más elegido para disfrutar los bellos paisajes. El costo es $30.

Escalada
 Poner a prueba las aptitudes del cuerpo parece ser la consigna del parador, que ofrece la posibilidad de escalar un muro con pequeños agarres o “piedras” artificiales que facilitan el ascenso. Se puede elegir entre tres niveles de acuerdo con las capacidades de cada uno. Un entretenimiento para chicos y grandes pensado para poner a trabajar el cuerpo. Cuesta $10.

Catamarán

 El minicatamarán es ideal para aquellos que salen de pesca. Se lo puede alquilar en cualquier momento del día y la cantidad de horas que uno quiera. También es una linda manera de recorrer el dique y pasar una tarde muy agradable con amigos o familiares. Un buen consejo es manejar hasta el medio del dique, apagar el motor y disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza. Cuesta $25.

Cerca y cómodo
 El parador “SW Tucumán Aventuras” se encuentra a 26km de San Miguel de Tucumán. Está ubicado al lado del anfiteatro del dique El Cadillal. Funciona de lunes a domingos de 11 a 21. Con un ambiente agradable, los profesores de educación física combinan juegos, con ejercicio físico y creatividad. Es un espacio atractivo para quienes proyectan pasar el verano en la provincia.
Comentarios