Andar en kayak es una experiencia para todos

Sólo es cuestión de animarse a agarrar los remos. Tres opciones.

31 Dic 2010
1

CONCENTRADOS. La práctica del kayak exige aptitud física y atención.

Para algunos es imposible, pero otros en apenas una hora consiguen atravesar el dique remando. Lo ideal es ir acompañado y hacer pausas cuando los brazos necesitan descansar.

Una de las actividades que más seducen a los aventureros de El Cadillal es el paseo en kayak. Muchos que nunca se atrevieron a remar en otras circunstancias deciden ir acompañados por los profesores del parador para recorrer el dique.

"Hay varias opciones: algunos no se animan y sólo pasean cerca del muelle. Otros quieren andar solos por todos lados. Algunos combinan el paseo con otros juegos. Y otros se juntan entre varios en distintos kayaks y recorren distancias cortas mientras van conversando", explicó Sergio Wilde, propietario de la empresa.

Las opciones para los paseos en kayak dependen de los gustos de cada uno. Pueden ser individuales, dobles o triples. Se pueden realizar reservas para grupos, así se aseguran tener canoas disponibles.

"Cuando vienen los chicos de clubes de rugby siempre aprovechan para competir y demostrar quiénes son los más fuertes. Muchos vienen a hacer las pretemporadas, y el remo es un gran ejercicio para los brazos", expresó Miguel Díaz, otro de los propietarios del parador.
Comentarios