APENAS AYER

Los primeros taquígrafos

Recién en 1918 registraron las sesiones legislativas.
Compartir
Carlos Páez de la Torre H
LA GACETA
TAQUIGRAFOS HACIA 1941. Desde los dos pequeños escritorios frente a la gran mesa, los taquígrafos transcriben el mensaje del gobernador Miguel Critto a la Asamblea Legislativa. LA GACETA / ARCHIVO

Aunque los primeros taquígrafos parlamentarios llegaron a la Argentina en 1824, cuando era presidente Bernardino Rivadavia, esa disciplina de "escribir tan rápido como se habla, usando signos y abreviaturas", tardaría muchos años en abrirse camino y convertirse en indispensable en los cuerpos legislativos.

En 1869, por iniciativa del presidente Domingo Faustino Sarmiento, se creó (ley 348) en el Colegio Nacional porteño, la cátedra de Taquigrafía. La dictaba Guillermo Parody, adaptador del sistema del inglés Isaac Pitman (1813-1897). Sus alumnos ingresaron en 1872 al Cuerpo de Taquígrafos del Congreso, que se creó ese año.

En Tucumán, la Legislatura no tomó en cuenta tales novedades, durante décadas. Las actas se limitaban a resumir lo debatido en las sesiones de Senadores y de Diputados, en un texto que redactaba el secretario de cada Cámara. El primer intento de versiones taquigráficas ocurrió en 1914: existía entonces un "Cuerpo de Taquígrafos", dirigido por Juan A. Sabaté.

Pero la iniciativa no hizo camino y se volvió a las actas-resumen. Hasta 1918, año en que, a iniciativa del diputado Horacio Sánchez Loria, una resolución autorizó a la presidencia a formar un elenco de taquígrafos y publicar regularmente un "Diario de sesiones". Hasta entonces las actas, de tanto en tanto, aparecían en el "Boletín Oficial".

Así, el 30 de noviembre de 1918 se realizó la primera sesión de Diputados transcripta textualmente, con continuidad hasta hoy. Dirigía los taquígrafos un periodista de LA GACETA, el porteño Luis Perinetti Biestro.

Los primeros usaban el sistema Pitman, y luego el de Gabriel Larralde. A este se incorporaron posteriormente las modificaciones ideadas por el tucumano Jorge Ternavasio.

Más como esto
Comentarios
(5)
Este es un espacio para la construcción de ideas y la reflexión, que apoya e incentiva la pluralidad de pensamiento. No un escenario de ataques al pensamiento contrario. Ver normas de uso del servicio.
Avatar
Avatar #5
Norma Isabel Nahas · 10 Dic 2010 - 22:26
Muchas gracias Sr Paez de la Torre H por todos sus articulos historicos, los cuales son detalles que no los encontramos en los libros regulares de historia.Es un placer leer sus articulos y estar informados. Con respecto al articulo de hoy, estoy de acuerdo con algunos lectores. Se deberia ensenar la taquigrafia, es muy util incluso en nuestros dias, a pesar del avance de la tecnologia.Gracias y nunca deje de informarnos sobre los detalles de nuestra histoira y culturaNatacha
Avatar #4
aire · 10 Dic 2010 - 19:06
¿POR QUÉ FUE ELIMINADO EL COMENTARIO DE "WINSTONCHURCHILL"? EL EXPRESABA LO SIGUIENTE: "ES UNA LÁSTIMA QUE SE HAYA DEJADO DE ENSEÑAR LA TÉCNICA DE LA TAQUIGRAFÍA EN LAS ESCUELAS SECUNDARIAS". QUIERO PENSAR QUE ESTA ELIMINACIÓN FUE CAUSADA INVOLUNTARIAMENTE.
Avatar #3
aire · 10 Dic 2010 - 18:57
COINCIDO TOTALMENTE CON ESTA APRECIACIÓN. Y ES REALMENTE UNA VERDADERA LÁSTIMA PORQUE A LAS NUEVAS GENERACIONES SE LAS PRIVÓ DEL CONOCIMIENTO DE UNA TÉCNICA (Y TODO UN ARTE A LA VEZ) QUE LES PODRÍA BRINDAR INNUMERABLES BENEFICIOS. ESPEREMOS QUE LAS ACTUALES AUTORIDADES DE EDUCACIÓN PUEDAN REVERTIR ESTO Y LE PUEDAN DAR A LA ESTENOGRAFÍA (TAQUIGRAFÍA) EL LUGAR QUE LA MISMA SE MERECE DENTRO DE LOS PROGRAMAS DE ENSEÑANZA OFICIALES.
Avatar #2
winstonchurchill · 10 Dic 2010 - 12:30
Comentario con excesos eliminado por el moderador. Ver normas de uso del servicio.
Avatar #1
Cachito · 10 Dic 2010 - 07:55
¡Que gran maestro el profesor Ternavasio!. Fué un lujo ser su alumno. Su libro era un cuadernillo mimeografiado pero su contenido una verdadera joya pedagógica.