Quieren frenar juicios contra obras sociales

La Nación ampliará y actualizará el PMO.

22 Oct 2010
1

En el país, ocho y medio de cada 10 argentinos tiene obra social. Pero no es suficiente. La Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación quiere llegar al máximo de inclusión. Con esa misión se incorporaron ya 40.000 empleadas domésticas, monotributistas y, desde hace ocho meses, todos los pasantes que hacen prácticas en las distintas empresas (ya suman 60.000 los nuevos beneficiarios), aseguró el superintendente de Servicios de Salud, Ricardo Bellagio.

El funcionario vino a Tucumán invitado por la Fundación para el Desarrollo y el Bienestar (Fundebi) para dictar una conferencia. En diálogo con LA GACETA, expresó la necesidad de actualizar y ampliar la cobertura del Plan Médico Obligatorio (PMO), para que más afiliados tengan acceso a las prestaciones. En ese sentido, se mostró preocupado por la cantidad de juicios que enfrentan las obras sociales a causa de problemas en la cobertura de servicios que no son consideradas prestaciones básicas.

Junto al gerente general de Administración de Programas Especiales, Daniel Colombo Russell, y al subsecretario de Gestión de Servicios Asistenciales, Mario Koltan, ambos del Ministerio de Salud de la Nación, Bellagio remarcó que la inclusión y la accesibilidad son las prioridades.

"Se está trabajando para que todos los temas que han motivado procesos de judicialización se incorporen como prestaciones obligatorias", dijo Bellagio.

El sistema recauda $ 26.000 millones al año e incluye cada vez más afiliados. En 2003 había 12 millones de beneficiarios y ahora casi llegan a los 19 millones. "Mientras haya un crecimiento económico, mayores fuentes laborales y trabajo en blanco habrá más seguridad social", dijo Koltan.
Comentarios