El aeropuerto puede convertirse en un nudo logístico de transporte de cargas

Se instalará una cámara de frío para mantener las frutas a exportar. Inversión.

BENEFICIO PRODUCTIVO. Importante inversión se hará en la aeroestación. BENEFICIO PRODUCTIVO. Importante inversión se hará en la aeroestación.
03 Septiembre 2010
El aeropuerto de San Miguel de Tucumán "Benjamín Matienzo", que se ubica a 9 kilómetros (6 millas) al este del centro de San Miguel de Tucumán, busca convertirse en un nodo logístico de cargas aéreas para la región del Norte argentino y exportar, por ejemplo, frutas frescas entre las que se destacan el arándano, los cítricos y la frutilla, entre otros productos.

El arándano se estima que se puede exportar a partir de las primeras remesas que se darían a partir de fines de septiembre o de los primeros días de octubre sino ocurren problemas climáticos, con lo que entrarían a los mercados consumidores de EEUU y la Unión Europea a contraestación, lo que beneficia al comercio.

Se realizará una inversión millonaria para la implementación de una cámara que permita mantener la cadena de frío y que contará con una capacidad de 150 toneladas, en la cual el IDEP (Instituto de Desarrollo Productivo) de Tucumán es uno de los impulsores de esta iniciativa, que ya se realizó el año pasado, en la cual se exportaron arándanos con destino a los EEUU y Europa. Además, se instalará una plataforma fiscal en el aeropuerto.

De este modo, los productores podrán ahorrar el costo de flete hacia Buenos Aires, como también se beneficiarán con la disminución del tiempo en que la fruta llega a destino.

El licenciado Fernando Martorell, responsable de comercio Exterior del IDEP explicó que se pueden abaratar los costos de envío de frutas frescas al exterior y también se acortan los tiempos de llegada de los productos frescos a los mercados consumidores

El caso del flete debe tenerse en cuenta, ya que desde Ezeiza cuesta U$S 2,5 por kilo, mientras que hacer la operatoria desde Tucumán se reduce a U$S 1,7.

Debe tenerse en cuenta que Ezeiza se abarrotará de vuelos, ya que en octubre se cierra el Aeroparque Metropolitano, por lo que todos los vuelos de cabotaje nacional se dirigirán a este aeropuerto internacional, por lo que el aeropuerto de Tucumán se convertirá en un importante punto para llegar rápido a destino.

La terminal aérea consta de una superficie de 3.850 metros cuadrados de construcción, con una zona de cargas que tendrá dos muelles para camiones.

Además, se reforzarán las zonas de tránsito pesado en las inmediaciones del aeropuerto, como así también las rutas de acceso a la zona en el este tucumano.

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios