Triángulo de las Bermudas: todo fue culpa del gas metano

Dos científicos australianos explicaron el misterio de las desapariciones de barcos y aviones. Ni extraterrestres ni actividad paranormal.

10 Ago 2010
2

¿MISTERIO RESUELTO? Bajo el mar se forman burbujas que se "tragan" a los barcos, según dos científicos. FOTO DE INTERNET

MELBOURNE, Australia.- La investigación de dos científicos australianos ha dado por tierra con uno de los misterios que más material ha dado al cine catástrofe y a los relatos de terror: el Triángulo de las Bermudas.

Allí donde barcos y aviones desaparecieron sin dejar rastro y proliferaron teorías fantásticas acerca de secuestros extraterrestres o actividad paranormal, la explicación es mucho más sencilla: el Triángulo de las Bermudas está lleno de gases.

Esta explicación podría poner fin a varias décadas de especulaciones y demostrar como barcos y aviones no desaparecían, sino que perdían el control y se sumergían bajo el mar.

Joseph Monaghan y David May, de la Universidad de Monash en Melbourne (Australia), mediante una simulación computarizada, achacaron las desapariciones a la existencia de grandes bolsas de hidratos de metano bajo el océano, producidas por actividad volcánica en la zona.

Estos expertos en el fondo marino constataron la presencia de antiguos sitios donde se han producido erupciones que generan enormes burbujas de metano que crecen de forma geométrica a medida que ganan altura.

El programa, basado en los principios científicos de la dinámica de fluidos, reprodujo todas las variables, entre ellas la velocidad de una burbuja gigante de metano, su presión y la densidad del gas y el agua circundante.

Cuando la macro-burbuja llega a la superficie hace que cualquier barco que pase por encima pierda sus propiedades de flotabilidad y hace que la nave se hunda de pronto y sin dar la posibilidad a sus pasajeros de escapar del desastre.

Si la burbuja es lo suficientemente grande, puede incluso alcanzar a las aeronaves que sobrevuelan la zona, cuyos instrumentos se tornarían imprecisos ante el repentino cambio en la densidad del aire, según recoge el sitio ABC, de Chile.

Además, la presencia de metano inflamable explicaría también los testimonios de mucha gente que asegura haber visto explosiones o fuentes de luz en la superficie y el fondo del mar que comprende esa región. 

Monaghan y May publicaron su descubrimiento en un artículo del American Journal of Physics. (Especial)
Comentarios