"Roban motos para salir a cometer arrebatos"

El fuerte incremento en las ventas de este tipo de rodados repercutió en las cifras del delito de 2010, afirman los especialistas. El 90% de los hechos se produce en las calles. La Policía dice que hay muchos descuidos. "No hay estacionamientos".

09 Ago 2010
1

Una modalidad delictiva parece marchar sobre ruedas en Tucumán. El aumento sostenido del parque de motocicletas significó un nuevo mercado para los ladrones, afirman desde la Policía. Mientras que las ventas de motos se incrementaron un 35% respecto al primer semestre de 2009, en ese período también se registró un 50% más de robos de este tipo de rodados, según estadísticas de la fuerza de seguridad. Especialistas afirman que la mayoría de los casos están motivados por el descuido de los propietarios. "Incluso, en algunos casos dejan el motor en marcha porque se bajan a comprar algo en un quiosco o porque es un trámite de pocos minutos", señaló el comisario Luis Baca, jefe de la seccional 10ª.

Esta comisaría tiene en su jurisdicción a Villa 9 de Julio, un vecindario donde este tipo de robos es frecuente. "Tenemos entre dos y tres hechos por semana", indicó el comisario. En las comisarías de la provincia se denuncian cada mes 60 casos; la gran mayoría ocurre en el Gran San Miguel de Tucumán.

"El problema es dónde dejamos las motos. A excepción del centro, no hay estacionamientos", protestó Felipe Paz, uno de los tantos motociclistas que suele dejar su moto en la vereda.

Las estadísticas policiales indican que alrededor del 90% de los robos se producen justamente en la vía pública y ante la ausencia de sus propietarios.

Martín Lucena, dueño de una moto, explicó por qué es tan común que se dé esta circunstancia. "No se justifica tener que pagar una guardería por unos pocos minutos. Igual estoy atento a la moto, pero más que nada por los inspectores de tránsito", aclaró Lucena.

Los policías siguen de cerca estas estadísticas, que implican un mercado negro que mueve decenas de miles de pesos al año. "Hubo un aumento de denuncias. Estamos realizando numerosos operativos, sobre todo en zonas denominadas críticas. Pero ha crecido tanto el parque automotor de motos que hay familias que tienen hasta dos motocicletas", detalló el comisario Humberto Ruezga, subdirector de Investigaciones, institución que cuenta con las secciones Sustracción de Automotores y Robos y Hurtos, entre otras.

Desde la fuerza afirman que, de las casi 420 motos que fueron robadas en lo que va del año, se recuperó casi la mitad.

El mercado negro

La Policía sostiene que prácticamente no existen en la provincia grandes organizaciones dedicadas a desarmar motos y comercializar sus partes. "Cuando damos con algún local de venta de autopartes que trabaja con mercadería ilegal, generalmente se tratan de repuestos que son traídos de otras provincias", explicó una fuente policial.

Pedro Alarcón, un vecino de Concepción, es testigo de cómo opera este mercado negro. En junio de 2009, delincuentes ingresaron a su casa cuando no había nadie y le robaron varios bienes; entre ellos, la moto. "Era nueva, ni siquiera tenía patente", dijo. Días después del atraco, la Policía lo llamó para decirle que su rodado había sido recuperado en "La Bombilla", en San Miguel de Tucumán. "A la moto le faltaban cosas y algunas partes estaban rotas. La arreglé y la vendí. No quiero saber nada con tener otro vehículo. Estos casos te marcan bastante", dijo Alarcón, que no volvió a dejar su casa sola.

Comentarios