El Ejército chileno repudió a los militares que asesinaron a Prats

La Justicia condenó a los responsables del asesinato del ex comandante en jefe y de su esposa, en un atentado perpetrado en Buenos Aires.

09 Jul 2010
SANTIAGO.- La Corte Suprema dio a conocer ayer el fallo final en el caso del homicidio del ex general Carlos Prats y su esposa, Sofía Cuthbert, perpetrado en Buenos Aires en 1974, y de inmediato el Ejército repudió a los militares que participaron en el asesinato. "El Ejército repudia a todos los partícipes en este cobarde hecho, especialmente a los militares que lo consumaron, más aún porque su acto criminal tuvo como víctimas a un ex comandante en jefe y también a su esposa", manifestó la cúpula castrense.

"Con su extrema crueldad violaron, además, los principios que constituyen el acervo moral de la institución", dice la declaración firmada por el comandante del Ejército, general Juan Miguel Fuente-Alba. Asimismo, envía un mensaje de pesar y solidaridad a la familia Prats Cuthbert y expresa su confianza en que el fallo ayude a la reconciliación de la sociedad chilena.

Beneficiados
Si bien la sentencia reduce dos penas a cadena perpetua, las hijas de Prats dijeron que lo importante era que se reconoce a la policía secreta de la dictadura como asociación ilícita de carácter terrorista. La reducción de penas a 17 años de prisión beneficia al general Manuel Contreras y al brigadier Pedro Espinoza, ex jefe y subjefe de la DINA, la temible policía secreta de la dictadura. Anteriormente estaban condenados a cadena perpetua. La sentencia incluyó también penas para el general Raúl Iturriaga, José Zara y Juan Morales a 15 años de presidio. En calidad de cómplices fueron condenados los informantes civiles Mariana Callejas y Jorge Iturriaga, a cinco años entre rejas, con beneficios. Jorge Balmaceda, defensor de tres de los condenados, dijo que las rebajas de penas no ayudan a dos de sus defendidos. Dada la edad que tienen (más de 70 años), lo más probable es que no salgan de reclusión.

El Gobierno del presidente derechista Sebastián Piñera respaldó la decisión judicial y expresó su solidaridad para la familia del matrimonio Prats-Cuthbert. Por su parte, la oposición valoró el fallo, ya que reconoce a la DINA, la policía secreta de la dictadura militar (1973-1990) como una asociación ilícita. La DINA fue la entidad que más crímenes de lesa humanidad cometió. Contreras se ufanó siempre de contar con 50.000 informantes y de desayunar a diario con el dictador Augusto Pinochet.

Prats y Cuthbert murieron el 30 de septiembre de 1974 al estallar una bomba adosada al vehículo en que se desplazaban en Buenos Aires, donde se había exiliado. El nieto del matrimonio fallecido, Carlos Cuadrado Prats, destacó que la sentencia demuestra que hubo planificación, uso de recursos estatales, pasaportes oficiales, transporte de explosivos y premio por parte del Ejército a los autores. (Télam-DPA)
Comentarios