"Flay" ya está en el avión de regreso y será detenido apenas llegue

Ordenaron a un juez bonaerense que arreste al barrabrava "santo" en el aeropuerto.

07 Jun 2010
BUENOS AIRES.- El barrabrava Sergio "Flay" Roldán, de San Martín, será detenido ni bien llegue al país, luego de ser deportado junto con otros nueve capos de hinchadas argentinas por disposición de las autoridades sudafricanas. El grupo partió hacia el país a las 10.30, hora argentina.

La camarista María del Pilar Prieto y sus colegas de la Sala I de la Cámara del Crimen, Silvia Castellone y Horacio Villalba, le habían denegado el viaje pese a que el hincha mostró los pasajes con fecha de regreso; consideraron que no era una seguridad de que garantizara su vuelta al país. Roldán, sin embargo, abordó el vuelo con los hinchas.

"El sábado cuando lo buscábamos ya estaba viajando, por lo que ordené a un juez de Buenos Aires que lo detenga ni bien pise suelo argentino", sostuvo la magistrada. Además, pidió una investigación para que se determine cómo fue que salió del país cuando no tenía permiso.

No acorde
En tanto, se conoció que los barrabravas no fueron admitidos en Sudáfrica porque las autoridades locales consideraron que su presencia "no era acorde con la fiesta del Mundial de fútbol", informó el consul argentino en Johannesburgo, Carlos Rubio Reyna.

Las autoridades migratorias impidieron ayer el ingreso de miembros de la organización Hinchadas Unidas Argentinas. Además de Roldán, estaban Andrés "Pillín" Bracamonte y Pablo "Bebote" Álvarez, jefes de las barras de Rosario Central e Independiente. En tanto, el embajador argentino en Sudáfrica, Carlos Sersale di Cerisano, aseguró esta mañana: "cualquier incidente que suceda por el Mundial, sean ocasionados por barras o no, afectará la imagen del país en el exterior". (NA-DyN)
Comentarios