"En un futuro cercano, cada persona tendrá su propio blog"

Expertos que visitan Tucumán afirman que el 80 % son bitácoras, diarios personales. Los bloggers Gerardo Fernández, Abelardo Vitale, Sebastián Lorenzo y Lucas Carrasco disertaron sobre redes sociales.

05 Sep 2009
1

ANALIZANDO EL PRESENTE. Gerardo Fernández, Abelardo Vitale, Sebastián Lorenzo y Lucas Carrasco vinieron a la Provincia invitados por la Sidetec. LA GACETA / JUAN PABLO SANCHEZ NOLI

Uno, dos, tres ... "yo pienso que..." Así de fácil se construye  un blog y se cuelga en la red para difundir lo que sea, desde una vivencia muy personal, hasta una investigación sobre un tema específico. En la Argentina ya hay un millón de blogs activos y el 80% tiene carácter confesional, de diario íntimo, de bitácora. Hasta los grandes periodistas y los diarios digitales tienen el suyo, para captar los lectores que buscan acceder a la noticia desde otra mirada y saber sobre temas que no llegan a los titulares. Un grupo de expertos consultado por LA GACETA pronostica que "en un futuro cercano, cada persona tendrá su propio blog".
"El fenómeno genera un cambio en las comunicaciones y a partir de esto se democratiza la información. Se genera una adicción", reconoce Gerardo Miguel Fernández, uno de los cuatro especialistas invitados por la Secretaría de la Secretaría de Innovación Desarrollo Tecnológico (Sidetec) para dictar una charla sobre redes sociales y usos de blogs.

Nueva plataforma

El boom de esta herramienta ha dado lugar a una nueva plataforma de expresión.
 "En la Argentina hay un fenómeno que todavía no tiene mucha potencia -pero sí en los países donde internet está más desarrollado- que es el periodismo ciudadano. Esto genera dos fenómenos, por un lado la participación de la persona normal que ha sido testigo de un acontecimiento y por el otro, relativiza la potestad de los medios tradicionales para decidir qué es noticia y qué no", observa Abelardo Vitale, otro de los expertos.
La pregunta que surge de suyo es si la cultura de los blogs puede reemplazar a los diarios. Sebastián Lorenzo se ríe y comenta: " A internet se le han adjudicado tantos asesinatos... Cuando salió la televisión se dijo que iba a matar a la radio, así como después se creyó que internet iba a matar a los libros, y antes se pensó que con el teléfono la gente iba a dejar de hablar personalmente. Nada de eso sucedió. Esto es un proceso y, sí, hay miedo al cambio", reconoce.

El chequeo de datos

Un tema más: el hecho de que un blog refleje una mirada personal de la realidad, con una sola fuente ¿no le resta seguridad a la información frente a otros medios informativos? Ahí interviene Lucas Carrasco: "en teoría los datos que salen de una institución están más chequeados, pero lo cierto es que el riesgo también existe. Hace menos de una semana se publicó una noticia que había llegado por e-mail sobre una bebida que tenía kerosén y ácido de batería de auto, que por supuesto era una broma", cuenta.
A Gerardo Fernández le preocupa el abordaje de las nuevas tecnologías en la escuela. Cree que la institución escolar no va al mismo ritmo que el de los chicos. "En el colegio les enseñan jueguitos y nociones básicas que mi hijo manejaba cuando tenía cinco años, y el tránsfuga en mi casa se baja los juegos más sofisticados, y maneja un alto nivel de información. Así también los manuales siguen pidiéndoles a los nenes que dibujen a su familia; y ellos ponen un montón de gente, porque tienen familias ensambladas. Los libros siguen hablando de la familia tipo", reniega el experto blogger.
Y enfatiza: "la escuela tiene que adaptarse a estos cambios que se están generando, y convencerse de que el progreso tecnológico no para, y que avanza geométricamente".

Comentarios