Ola de violencia en Colombia

Guerrilleros asesinaron decenas de indígenas, policías y otros civiles.

13 Feb 2009

BOGOTA.- Pocos días después de que unos hombres con emblemas de las FARC asesinaron a 17 miembros de la comunidad aborigen Awa, en el departamento norteño de Nariño, otros 10 integrantes de la misma etnia, entre hombres, mujeres y niños, fueron víctimas de una masacre por parte de un grupo armado.
El gobernador de Nariño, Antonio Navarro, que envió una comisión investigadora desde Pasto, la capital provincial, al lugar de los hechos, dijo que desconoce la identidad de los responsables de la matanza y si los indígenas formaban parte de un grupo que huyó la semana pasada de un poblado atacado por la guerrilla izquierdista.

Represalia
Fuentes de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) dijeron que las víctimas estaban huyendo de la zona tras el primer asesinato en masa. Los cuerpos no pudieron ser rescatados debido a las dificultades topográficas y a los campos minados. Según la ONIC, se trata de una represalia por la supuesta información que, bajo presión militar, brindaron los indígenas sobre la presencia de insurgentes en la zona. Al día siguiente de la matanza, los rebeldes retornaron por los niños que habían quedado solos en sus casas y se los llevaron. Hasta ahora nada se sabe de ellos.
Por otra parte, tres policías y tres civiles murieron en un poblado fronterizo con Venezuela, en un ataque guerrillero que, además, causó 10 heridos. En la zona actúan las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el ELN (Ejército Nacional de Liberación). Se trata del cuarto ataque guerrillero en un mes en esta región. (Télam)

Comentarios