Chile quedó paralizado por la huelga de estatales - LA GACETA Tucumán

Chile quedó paralizado por la huelga de estatales

Exigen una suba salarial para paliar la inflación.

12 Nov 2008

Santiago de Chile.- Más de medio millón de empleados públicos chilenos iniciaron ayer una huelga contra el gobierno de Michelle Bachelet, para exigir un aumento salarial del 14,5%.
La movilización, que paralizó practicamente todos los servicios, fue calificada como un chantaje por el gobierno, que amenazó con no pagar las horas que no sean trabajadas. “En algunas partes no hay clases y los consultorios están paralizados”, justificó el portavoz de gobierno, Francisco Vidal.
Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (Anef), Raúl de la Puente, lanzó duras advertencias. “Si el gobierno quiere aplicar descuentos, si quiere hacer sumarios, se va a llevar otro paro más grande, más fuerte; que no apague el fuego con bencina”, dijo. Además, alertó que si la autoridad no hace una oferta salarial, habrá un nuevo paro el lunes.
“El costo de la crisis no lo vamos a pagar los empleados públicos, la clase media o los trabajadores”, recalcó de la Puente ante funcionarios reunidos en la Plaza de Armas, en la capital chilena.
Los manifestantes exigieron a gritos un salario justo y digno para encarar la inflación, que trepó un 9,9% en 12 meses. Además dijeron que la movilización de los empleados públicos es el piso de todas las negociaciones salariales en el país, por lo que no es posible retroceder.
“Si nosotros fracasamos, qué quedará para los trabajadores de las empresas privadas”, dijo el líder de la salud municipal, Esteban Maturana. La protesta tiene como telón de fondo la desigual distribución de la riqueza en Chile, donde el 4% de los más ricos acaparan un quinto del ingreso nacional. (DPA)

Comentarios