"Kirchner, un duro en el difícil arte de arrugar, hoy arrugó"

La exposición de Jorge Asís. En el Virla, el periodista y escritor analizó la coyuntura argentina.

18 Jun 2008
1

INGENIOSO. Jorge Asís se ratificó como “un profesional de la palabra”.LA GACETA / HECTOR PERALTA

"Ayer había un aroma de final en la Argentina. Y hoy, Kirchner, un gran duro en el difícil arte de arrugar, hoy arruga", afirmó ayer Jorge Asís, ingenioso y analítico, y sedujo al público. El auditorio del Centro Cultural Virla estuvo colmado en la segunda charla del ciclo 2008 de conferencias de LA GACETA.
La presentación de ayer -como siempre, con auspicio del Banco Santiago del Estero- no fue, en rigor, una conferencia del invitado, sino un diálogo con Carlos Páez de la Torre (h) en el que se habló de literatura, de periodismo y de política. La audiencia también se asomó a la biografía de este hijo de sirios y "profesional de la palabra" que, como él mismo relató, pasó de su Villa Dominico natal a Buenos Aires, de Buenos Aires a París, de desocupado a embajador ante la Unesco y, finalmente, a "monotributista" apasionado por la escritura y por el periodismo digital.
En su análisis de la coyuntura, el periodista opinó que el kirchnerismo otorgó ayer tres concesiones que, a su criterio, marcan un cambio: la conferencia de prensa que dio el ex presidente Néstor Kirchner; su decisión de buscar refugio en el peronismo y el haber tenido que enviar al Congreso la discusión por el aumento en las retenciones. "Acá, el único que atentó contra la probable eficacia del gobierno de su esposa es el propio Kirchner. El es como esos tipos que, si él paga, no piden postre. Pero si vos lo invitás, pide (vino) Rutini", afirmó, ante el auditorio que siguió con risas y con aplausos sus chanzas, de las que tampoco se salvó Elisa Carrió.