La sensual "Miss Italia" que Berlusconi eligió como ministra

Mara Carfagna hizo tambalear el matrimonio del magnate cuando él declaró que, con la modelo, "se iría al fin del mundo". Galería de Imágenes.

17 Abr 2008
ROMA, Italia.- Si ella perteneciera al Gabinete nacional, no haría falta choripanes ni bolsones para atraer al público. Vaya a saber si en eso pensaba Silvio Berlusconi cuando la propuso como ministra.

El recién electo presidente del Consejo italiano dio cuenta de su talante afín a las buenas pastas y a las mejores mujeres, y candidateó a una ex modelo y "Miss Italia" como una de las principales fichas de su futuro Gabinete.

Mara Carfagna -tal el nombre de la bomba sensual que podría convertirse en funcionaria- es una morocha de formas pulposas que, dicen los rumores, primero sedujo a Berlusconi con sus dotes culinarias. No, no es lo que está pensando: la ex mannequin le agarró la mano al sushi, se lo presentó al magnate entre dos palitos y lo conquistó para siempre.

Luego, por supuesto, los ojos de Berlusconi comenzaron a explorar su belleza exterior y algo más habrá descubierto, porque ahora el nombre de Mara suena fuerte entre las posibles personas que ocuparían la cartera de Familia italiana.

Claro que no sólo el multimillonario se dio cuenta de las virtudes de Carfagna. Entre los primeros que lo notaron se encuentra la mismísima mujer de Berlusconi, a la que, hace poco, no le incomodó poner sus celos de manifiesto y exigió, mediante una carta a un diario nacional, que su marido le pida disculpas públicas por decir que, si por él fuera, se casaría con la modelo y hasta se iría con ella al fin del mundo.

Así las cosas, con la posible asunción de Carfagna como funcionaria, quien sabe cómo andaran los ánimos en el matrimonio Berlusconi ¿Qué tal le quedará a la futura ministra el trajecito sastre? (Especial)
Comentarios